Así fue la increíble transformación de Alexander Skarsgard para ‘La Leyenda de Tarzán’

Cine 315 Visitas

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán. De mil novecientos dieciocho a dos mil catorce se han efectuado más de doscientos películas de Tarzán, entre aquéllas que se incluyen dibujos animados. A lo largo de ese tiempo muchos hombres que han protagonizado al hombre salvaje en la pantalla han lucido fuertes y con un cuerpo bien trabajado en el gimnasio.

No obstante, conforme a críticos de cine ninguno ha sido más leal a la versión de la novela de Tarzan of the Apes, escrita en mil novecientos doce por Edgar Rice Burroughs, como Alexander Skarsgård.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

“Su figura recta y perfecta, musculoso como el mejor de los viejos gladiadores romanos y con las curvas suaves y sinuosas de un dios heleno, contado a simple vista con la fantástica combinación de una gran fuerza con la flexibilidad y la velocidad”, se expresa en la conocida novela.

La visión de Rice Burroughs era de un hombre cuyo cuerpo había sido formada por la construcción primitiva de la selva. Por naturaleza, Tarzán sería diligente, potente y ancho de hombros.

De esta forma, Alexander Skarsgård es el nuevo protagonista de La historia legendaria de Tarzán, a estrenarse en las salas de cines el próximo veintidos de julio. Lo que el público va a ver en la pantalla va a ser muy, muy diferente al recorrido lineal de un pequeño salvaje que fue criado por monos.

Mas muchos se han preguntado de qué forma este actor logro un físico excepcional para esta película. Meses en el gimnasio con extenuantes rutinas y duras dietas forjaron los músculos de Skarsgård.

“Básicamente no pude ver a mi familia ni a mis amigos. Meridianamente valió la pena levantarse a las 4 y media de la madrugada”.

Para transformarse en una bestia, el actor de Suecia precisó 8 meses de duro ejercicio para poder encarnar al hombre que fue criado en la selva; mas en el segundo día de grabación se hizo evidente que su trabajo valió la pena.

“Cuando se quitó la camisa, la primera cosa que se apreció fue la espalda. Se podía escuchar a la gente susurrando, y es entonces cuando supe que lo habíamos hecho”, afirmó Magnus Lygdback, entrenador de celebridades y arquitecto técnico de la transformación física de Skarsgård.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

Conforme el actor iba ganando más músculo, asimismo trabajaba en el estudio de movimientos del personaje al lado del coreógrafo Wayne McGregor. “Era esencial para mí que no pareciese un pollo asado. No deseaba semejarme a alguien de la playa de Venice, tal y como si viniese de un Gold Gym”, apunta el actor.

Al tiempo, un control riguroso de el alimento asimismo fue esencial en el momento de meterse en la piel del mítico personaje. Skarsgård debía ingerir pequeñas dosis de proteínas cada pocas horas.

Margot Robbie, su compañera de reparto en esta aventura, recuerda lo agobiado que estaba el actor a consecuencia de la dieta impuesta. “Recuerdo un día en que le dejaron una manzana y la besó”, comenta la australiana.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

Hay una escena recordable de la película de dos mil ocho de Indiana Jones y el Reino de la calavera de cristal donde el personaje de Shia LaBeouf se balancea sin esmero de árbol en árbol al lado de un conjunto de monos.

El público rió a carcajadas pues no pudieron admitir que un pequeño flaco con una chaqueta de cuero y pantalones ajustados tenía suficiente fuerza en el cuerpo para ejecutar un solo pull-up, y mucho menos sostener el ritmo de los primates.

Para eludir una situación como esta, Tarzán de Skarsgård debió buscar imponer lo bastante para hace verosímil el codo con codo que mantendrá con oponentes humanos y macacos de más de doscientos kilogramos. Para esto debió añadirse masa muscular, una labor que resultó bien difícil para quien mide ciento noventa y cinco metros de estatura.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

“Yo deseaba tener un tanto más de peso, mas no ser demasiado grande”, afirmó Skarsgard. “Era esencial trabajar en buscar a alguien diligente y flexible, que pudiese moverse mediante la selva como un animal. Ese era su hábitat natural”.

“Él (directivo David Yates) y charlamos mucho sobre la manera en que Tarzán se mueve, su postura. Alguien que está muy controlado al comienzo y después poquito a poco cambia su postura mientras que llega a admitir lo que es, su físico”, afirmó Skarsgard.

Lygdback trataba con Skarsgård, un novato del gimnasio de treinta y nueve años de edad. Transformar a su usuario de un nombre ordinario al hombre-bestia requeriría tiempo, paciencia, atención al detalle y un plan que se centró en la fuerza de todo el cuerpo y la agilidad.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

Para los primeros meses, Skarsgård hizo por lo menos 4 sesiones de adiestramiento de peso dedicados a la semana, con sesiones auxiliares de trabajo abdominal y el núcleo espolvoreado en días alternos.

El cardio era inexistente a lo largo de los 3 primeros meses, en tanto que la atención se centró en la adición de masa. Con unas pocas salvedades, Lygdback aplicó planes familiares para volumen de los conjuntos musculares: doce-dieciseis para los músculos más grandes como la espalda y las piernas; y nueve-doce para los deltoides, bíceps y tríceps. Mas para establecer la topografía de la espalda de Tarzán, Skarsgård efectuaría planes más de veinte sets.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

Comenzó con cerca de doce reiteraciones y después, tras dos semanas, fue más cada vez más pesado. Mas jamás hicieron menos de seis-ocho reiteraciones sino más bien estar en el rango de 1 a dos reiteraciones.

Por fortuna, respondió bien al adiestramiento, mas pudo ser realmente pesado cuando alguien no está habituado a la elevación. Eso no quiere decir que los adiestramientos resultaron simples.

Alexander Skarsgard transforma su físico para Tarzán

Cuando concluyó la producción, Skarsgård no vaciló en visitar a su padre el asimismo actor Stellan Skarsgård.

“Pasé 4 días en la cama siendo alimentado por mi padre. Él cocina pasta y agrega unas salsas increíbles. Comimos palitos de mozzarella, tuétano y tomamos toneladas de vino y cerveza. Fue el fin de semana más increíble de mi vida” recuerda Skarsgård.

Compartir

Comentarios