4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer

Curiosidades 282 Visitas

4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer. Por lo regular, realizar una sesión de aseo se restringe como mucho indispensable; y así sea por las prisas o bien por puro desconocimiento, empleamos los diferentes productos de forma espontánea sin procurar sacarles el mayor provecho.

De ahí que acá te presentamos ciertos consejos que te asistirán a aprovechar mejor tus productos preferidos, para que duren más tiempo.

1. Crema contra los efectos de la mañana

4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer

4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer

Al enfriar tu semblante con crema hidratante, actúa como una compresa fría y baja la temperatura de tu piel para luchar los síntomas comunes de la mañana, como enrojecimiento, inflamación y los ojos hinchados. En verdad, muchos productos de aseo personal tienen un potencial sin explotar, los que puedes asistir a marchar mejor, perdurar más, y con un funcionamiento inmejorable.

2. Corta tu crema de rasurar

4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer

Ya antes de su próxima afeitada, trata de emplear solo 2 tercios de la cantidad normal de crema de rasurar, una porción del tamaño de un dólar de plata. Colócala en tus manos y después salpica un tanto de agua, entonces prosigue agitando la espuma.

Te hallarás con una espuma ligera, que va a salir más fácil; de esta manera vas a dejar que la hoja de corte esté más cerca de la piel, dando como desenlace un afeitado más preciso y una mayor duración de la botella de crema.

3. Guarda tu olor

4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer

La colonia no avejenta como el vino, se vuelve mala tras ciertos años. Con lo que a tirar tus viejas y sucias botellas y conserva las nuevas olores en un sitio seguro y obscuro. La luz y el calor descomponen la olor y arruina su aroma. Con lo que guárdalas en un guardarropa distanciado de la luz y el calor, con respiraderos directos y conseguirá otro año con tus aromas preferidos.

4. Cuida tus rastrillos

4 Sencillas prácticas de aseo personal que todo hombre debe conocer

El sitio más frecuente para guardar los rastrillos o bien tramas de rasurar -boca abajo- es en la ducha, mas asimismo pasa a ser el peor sitio posible. La humedad va a hacer que sus navajas cobijen muchas bacterias y pueda ocasionar infecciones en tu próxima afeitada. En su sitio, guarda tu rastrillo con la hoja o bien navaja cara arriba, en un vaso pequeño marcha mejor y en un sitio seco (esto es, en un guardarropa, no en el lavatorio). Cuadriplicas la vida útil del rastrillo a través de la aplicación de unas gotas de loción a las navajas, tras cada afeitado.

Compartir

Comentarios