Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo; Uno Perdió la Pierna y el otro está en la Cárcel

Curiosidades 308 Visitas

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna. James Gillbrand, de veinticinco años, le prendió fuego a un amigo como una parte de una “broma” que terminó dejándolo con quemaduras tan graves que debieron cercenarle la pierna izquierda.

Gillbrand ha sido sentenciado a cinco años de cárcel.

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

Craig Finn veía un partido de fútbol y tomando con los amigos. No obstante, la noche de diversión se transformó en una genuina pesadilla, cuando a Gillbrand se le ocurrió jugarle una “broma” a Finn.

A Gillbrand le pareció jocoso verter doscientos ml de esencia de trementina en las piernas de Finn, entonces encender un rollo de papel de cocina y arrojárselo. Gillbrand procedió a tomar 2 fotografías de Finn, de de qué forma su ropa se fundió en su piel. Entonces cerró la puerta del baño y lo dejó dentro…

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

Gillbrand marcó al servicio de urgencias, mas quitó relevancia a las lesiones, lo que significó que no fuese mandada una ambulancia. Fue el compañero de habitación de Craig Finn quien se despertó después y se dio cuenta de la gravedad de las lesiones.

Finn fue trasladado de emergencia al centro de salud, a donde llegó combatiendo por su vida, con el setenta por ciento de la parte inferior de su cuerpo con quemaduras de tercer grado. Las quemaduras resultaron más graves del lado izquierdo, con lo que le fue amputada esa pierna. Por si fuera poco continuó en coma a lo largo de un mes entero, en el Centro de salud Newcastle Royal Victoria.

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

El fiscal Richard Bennett afirmó que el acusado “se reía en voz alta y cantaba sobre Craig Finn mientras que lo veía quemarse”. Por su lado, Gillbrand ha calificado la situación de “una gracieta que salió horrorosamente mal” y ha pedido excusas a Finn y su familia.

El juez Simon Hickey afirmó que no hay sentencia suficiente para hacer justicia a lo que Finn había sufrido: “Su madre charló sobre de qué manera debió verlo padecer en el centro de salud, y lo vio conectado a las máquinas; no puedo imaginar lo que ha de ser eso”, añadió el Juez.

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

Finn ha dicho que “todavía no puedo dormir de noche, en tanto que tengo temor de hacerlo, a raíz de las pesadillas que sufro. Sueño sobre ser quemado y tengo temor de morir”.

“Tengo inconvenientes con la confianza, James era un buen amigo por el que siempre y en toda circunstancia estuve presente, aun cuando se peleaba con los demás”, y añadió, “En el futuro, deseaba tener hijos, mas ahora me preocupa que no sería capaz de cuidar de ellos a raíz de mi lesión”.

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

“Mi vida ha alterado por siempre. Ahora, cada mañana me debo despertar y ponerme mi perna”, apuntó Finn.

Desafortunadamente es una historia horrible y auténtica. Si piensas que es jocoso hacer gracietas que impliquen algún grado de dolor físico, estás enfermo. Eso no es una gracieta.

Bromeó y le prendió Fuego a su Amigo, Perdió una Pierna

Compartir

Comentarios