Bromista con cáncer terminal le hace una última broma al Hospital antes de morir

Curiosidades 479 Visitas

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital. Un juerguista diagnosticado con cáncer terminal efectuó su última travesura instalando una placa fuera de un centro de salud, reconociendo al equipo de Quidditch… (el Quidditch es el deporte falso que se practica en la película de Harry Potter en su escuela de magos).

En esta placa falsa se lee:

“Dedicado a los pequeños de Bristol. En la Copa Mundial de Quidditch en mil novecientos noventa y ocho. Mensaje encantado por Adou Sosseh. ¡Tengan un día mágico!”.

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital

La placa falsa no llamó la atención a lo largo de un par de años, mas ahora ha sido puesta de manera permanente en memoria de Cormac Seachoy, el juerguista, quien desafortunadamente murió.

Mientras que Seachoy estaba en el centro de salud, y a lo largo de octubre y noviembre de dos mil catorce empezó una campaña de Kickstarter para colectar el dinero suficiente para la placa.

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital

Tras unir el dinero, se coló una noche para poner la placa, para el deleite de todos y cada uno de los pequeños que pasan y que están en el Centro de salud Infantil de Bristol desde ese momento. La placa lucía tan “oficial”, que aun el personal del centro de salud no se dio cuenta que era falsa.

Ahora, deberías ser un auténtico fan de Harry Potter para comprender la gracieta, mas Adou Sosseh es el capitán del equipo de Quidditch de Senegal que perdió la Copa del Planeta de mil novecientos noventa y ocho con Malawi. Si eres un entusiasta de Harry Potter y no lo sabías, no lo tomes a pecho, esto fue revelado por J. K. Rowling en su página Pottermore.

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital

Como explicó Cormac en Kickstarter:

“¡El proyecto está un tanto en el campo izquierdo para ser entendido! Conque acá está una versión menos mental de lo que pasa. Hay una gran estatua afuera del Centro de salud Infantil en Bristol, que tiene unos aros enormes, y se ve increíble.

“Cada vez que paso por ahí creo que se ven como postes de Quidditch, conque creí que sería una idea excelente para comunicar de alguna forma a Bristol, que la estatua es realmente los postes de Quidditch de la Copa del Planeta de mil novecientos noventa y ocho y que han sido encantados como un regalo para el Centro de salud Infantil de Bristol.

“Así que adquirí una placa de bronce derretido bien elegante y permanente; la grabé con una dedicatoria, y va a estar pegada a la pared bajo la estatua a principios de diciembre, como un regalo de Navidad para el hospital”.

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital

Trágicamente, poco más de un año después, Cormac fue diagnosticado con cáncer de intestino terminal y murió a los veintisiete años de edad, el dieciseis de diciembre de dos mil quince.

Mas su gracieta prosiguió, puesto que los directivos del centro de salud no se dieron cuenta de la placa sino más bien hasta 6 meses después de haberse puesto, y se comprometieron a sostener la placa en memoria de Cormac.

Los aros de la estatua se pusieron en dos mil uno, cuyo nombre es “Lollypop-Be-Bop”, diseñados y creados por Andrew Smith, y los pacientes pueden mudar las luces en los aros por control a distancia desde el centro de salud.

Bromista hasta la muerte: coloca placa falsa en hospital

Inspirado por Cormac, sus amigos y familiares colectaron más de catorce mil dólares americanos en su memoria para organizaciones beneficiosas, incluyendo una escuela en Malawi.

El centro de salud se limitó a decir:

“Planeamos dejar la placa, mas solicitamos que cualquier otro ser mágico que desee erigir placas en nuestro espacio, nos charlen primero, a fin de que los muggles (humanos sin poderes mágicos) entre nosotros puedan decir gracias, cuidar y sostener estos regalos”.

Un juerguista hasta el final, y más allí. Descanse en paz Cormac Seachoy.

Compartir

Comentarios