Conoce a Galen, el perro que finge su muerte para pedir limosna

Animales 173 Visitas

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!. Si te gustan mucho los perros y adoras leer historias conmoverdoras acerca de ellos, tenemos una historia para ti: ¡¡Te enamorarás de Galen!!

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!

Es un perro salvado, tiene ocho años de edad y tiene un don innato para la actuación. De esta manera es, desde hace ya un tiempo cautiva las calles de Nueva Orleans con su increíble y resaltable actuación. Se hace pasar por fallecido para solicitar dádiva. ¡Hasta tiene su ataúd!

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!

El espectáculo se fundamenta en algo muy sencillo: Su dueño solicita dádiva para darle un entierro apropiado a su mascota. Y lo cierto es que ¡marcha! Puesto que muchos turistas rodean al can sorprendidos de cuánto tiempo puede hacer su actuación. Si bien, conforme su dueño, Nolan, no es mucho de actuación, puesto que en sí todo empezó por el hecho de que Galen es demasiado flojo, y su forma de dormir (recio y patas para arriba) siempre y en toda circunstancia divirtió mucho a Nolan.

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!

No siempre y en toda circunstancia se hace el muertito, otras veces finge estar borracho; a mí a nivel personal me agrada más esa representación, es menos lúgubre y más amena.

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!

Evidentemente jamás faltan quienes juzgan sin conocer y critican a Nolan por “explotar” a Galen (si bien una gran parte del dinero se marcha para su comida); al tiempo que otros verdaderamente creen que el can ha muerto y les semeja un acto de atrocidad y cinismo. No obstante, hay otros que lo ven como es: Un cánido y su dueño que solicitan ciertas monedas a cambio de hacerlos reír un rato.

Conoce al perro que finge su muerte ¡para pedir limosna!

Algo que podemos terminar tras conocer a Galen es que este can no tiene un pelo de fallecido, al revés, resultó muy vivito.

Compartir

Comentarios