Consejos para un sexo prolongado

Amor 410 Visitas

Consejos para un sexo prolongado. Aquí van los mejores consejos de sexo. Para tener una actividad sexual de calidad y prolongada.

Consejos para un sexo prolongado

Consejos para un sexo prolongado

  1. No eyacule por 2 o 3 días
    Dos aspectos que el hombre debe tener en cuanta antes de realizar el acto sexual: la eyaculación malgasta la energía vital, reduce la calidad de la erección y el deseo de pasar a través y penetrar. Si respetas a tu pareja, permanece tres días sin eyacular antes del acto. Eyacular debe ser un acto consciente, no una necesidad. Para hacer frente a más de tres horas de sexo sin parar, dirija la energía acumulada de esos días sin sexo y mantenga con ello el placer de su pareja, conducirla al agotamiento es nuestra prioridad.
  1. Permanezca quieto en silencio
    Para mantener las ganas de disfrutar y aprender al estar presentes en el acto sexual, sin caer en los pensamientos y emociones del cuerpo tenso (que sólo aumenta nuestra necesidad de eyacular para liberar el estrés), se encuentra el antiguo método de la meditación. Es muy simple: sentarse y quedarse quieto en silencio durante unos 15 minutos, esto le ayudara a liberarse de todas esas tensiones del día, esos problemas, para entrar a la cama con la mente un poco menos llena de malas vibras.
  1. Actúa como si ya estuviera en la cama
    La mejor manera de tener relaciones sexuales sin fin, es no tener un buen comienzo. Antes del beso, lejos de la cama, se mueven como si ya estuvieran en la sudoración por la noche. Es decir, hacer el amor con todas las cosas a su alrededor, por ejemplo, que ya estén encantados con el vino, que les da ese destello de placer. Lo importante es que ya imaginen el momento de la penetración, para que cuando suceda ya estén seguros de que antes sucedía desde otra perspectiva.
  2. Si no está dispuesto, no comience
    Tenemos el poder de poner fin a una noche casi perfecta con el sexo. Si nos cansamos, el dormir es mejor que hacer un sexo casual, sin fuerza, apático. Si la mujer está excitada, el hombre puede tomar un baño frío para mejorar la situación (créanme, lo hace). Si el hombre ya está listo, la mujer puede dejarse llevar y pedir que se entusiasme por la penetración. Sin embargo, esto no siempre viene naturalmente, y si no hay ganas de hacer ningún esfuerzo, es mejor dejar para más adelante y gozarlo en la plenitud de sus máximas energías.

DURANTE…                                    

  1. Respira profundamente
    Mientras que algunas mujeres hacen una respiración pulmonar, poco profunda, agitada durante el acto sexual, muchos hombres no saben que la respiración es una de las mejores maneras de prolongar la eyaculación. Sin vergüenza, puede cambiar la pose y en ese lapso de tiempo respire profundamente para liberar esa tención con una fuerte exhalación. La contracción debe ser del vientre transferida a los músculos de la pelvis.
  2. No trate de controlar el orgasmo
    Con la práctica de la respiración consciente, nos encontramos con que puede moverse frenéticamente, como los animales y, al mismo tiempo, respirando lentamente como dioses. Dicha estabilidad genera la valentía que necesitamos para invocar el placer más intenso. Cuando se coloca un límite, todos los estímulos se convierten en preocupantes y lo empujan hasta el orgasmo. En los preliminares, cosquillas de prueba: una suave caricia, las axilas o el alrededor de la cintura, que da esa sensación de cosquilleo.

El otro camino: dejarse ir, descansar, relajarse, dejar que el placer aumente en vez de evitarlo y bloquearlo. Para los hombres: cuando sienta que algo le guste a su pareja, tome un momento, y analice las posiciones, las zonas las cuales esta manejando, y continuar con ello.
Para las mujeres: ver si te gusta mantener a largo,  o si se está lejos del orgasmo, disfrutar de varias veces mientras tu hombre se entrena el  no eyacular tan rápidamente, ya que esta es una práctica que requiere de mucho tiempo, pero al final, los resultados serán los más favorables para ambos.

  1. Proponer un juego de constantes erecciones
    Cuando su marido llega a casa, dígale que usted no lo va a dejar reposar durante 3 horas. A continuación, utilice las manos, los pechos, los labios, los pies y todo lo que se le ocurra para mantener su erección. La idea es que no caiga por un minuto.

Después de media hora, si tienes suerte, se habrá alcanzado varios picos de placer y estará en un estado libre, sin ser molestado. Créame, usted tendrá que rogarle que venga. A lo mejor se pone de rodillas, no por placer sino por el cansancio: para hacer que se detenga ahí será cuando ustedes puede permitirle el eyacular.

  1. Uso de lubricante
    Después de la exploración oculta detrás de la diversión, viene en el famoso lubricante. Dado que la lubricación natural no cubre 5 horas después del coito, un hombre bueno en la cama, sintió la necesidad de inventar una sustancia similar a las secreciones de placer que las mujeres liberan, por supuesto, este será un buen ayudante en nuestras relaciones sexuales para aumentar el placer.
  2. Toma descansos
    Junto con la diversión, pueden surgir algunos problemas. A medida que nuestra mente no es estable, jugar con la energía sexual no siempre es saludable. Para evitar dichos problemas, le recomiendo pausas regulares para descansar.
  3. Aprenda
    Cada mes, en cualquier quiosco de prensa, tenemos acceso a diferentes revistas que hablan del tema sexual. Si, esos que prometen los famosos trucos mágicos “Para producir múltiples orgasmos estupendos de  10 minutos a su esposa”. Sospecho que esto está trayendo un poco de ansiedad de la mente masculina, pero no se dejen llevar por esas especulaciones, o esos amigos que te dicen que soportan 1 hora continua sin parar. Recuerde que no tenemos ninguna responsabilidad sobre el placer de las mujeres, ya que este hermoso acto se realiza por las 2 personas.
  4. Céntrate en algo
    Es muy común encontrar mujeres y hombres que para disfrutar, se centran en sus propios sentimientos e incluso en cerrar los ojos, golpes con varas, y distintas maneras dependiendo de cada pareja. Para evitar que el sexo se convierta en una masturbación de a dos, cuando estés perdido dentro de ti, dirige tu mirada hacia el otro, transmítele tu disfrute y gocen ese tiempo de placer mutuo.

En vista de nuestra experiencia sensorial y subjetiva, tenemos dos opciones: reprimir y controlar o dar y disfrutar. Ambos terminan con una gran satisfacción, la decisión depende de ti.

Compartir

Comentarios