Dismorfofobia: imagen distorsionada de sí mismo conduce a la búsqueda incesante de cambios

Noticias 342 Visitas

Dismorfofobia: imagen distorsionada de sí mismo conduce a la búsqueda incesante de cambios. Para algunas personas, mirarse en el espejo puede ser una verdadera “tortura”. Esto se debe a que, en lugar de estar insatisfechas con su propia imagen, ellas se perciben de una manera equivocada, y tienden a buscar, tantas veces como sea necesario, soluciones en tratamientos de cirugía plástica y estética para cambiar lo que les molesta.

Dismorfofobia: imagen distorsionada de sí mismo conduce a la búsqueda incesante de cambios

Parece simplemente una “adicción belleza”, pero no es así de simple… Este rechazo de su propia imagen esconde una de las principales enfermedades psiquiátricas: la dismorfofobia corporal (o síndrome dismórfico).

El diagnóstico es muy difícil y el tema rara vez se discute incluso entre los médicos. Sin embargo, aunque no todo el mundo tiene noción de eso, la dismorfofobia corporal tiene “víctimas” famosas, como el cantante Michael Jackson y el modelo Celso Santebañes, conocido como el Ken humano.

¿Dismorfofobia es un problema común?

La dismorfofobia es un problema bastante común que afecta aproximadamente al 1% de la población general. Entre los pacientes que se someten a la cirugía plástica, poco más del 10% tiene algún grado de desorden, pero no necesariamente una dismorfofobia grave.

La prevalencia de la dismorfofobia es la misma para hombres y mujeres, sin embargo, el diagnóstico es más común entre las mujeres, simplemente porque se someten a la cirugía plástica más a menudo.

Hay que señalar que el trastorno es más común entre los adolescentes y adultos jóvenes, con una edad media de unos 20 años.

Circunstancias que conducen a la dismorfofobia

Este aspecto también merece una mayor investigación. La causa de la enfermedad es desconocida, y es probable que existan múltiples elementos que contribuyan para que ocurra. Pero abajo, puedes ver algunos de los factores relacionados:

  1. Cuestión sociocultural

Uno de los factores importantes, y apuntado en la mayoría de los estudios, es el socio-cultural. En otras palabras, las circunstancias en las que el individuo crece y se desarrolla en la sociedad moderna, con toda la importancia que se da a la belleza, la preferencia por ciertas normas y la búsqueda por la aceptación favorecen los conflictos de la propia autoimagen.

  1. Predisposición genética

También se sugiere que puede haber cierta predisposición genética, relacionados con el desequilibrio en los neurotransmisores y el deterioro de ciertas áreas del sistema nervioso, que favorecen la aparición del cuadro. Es común ver la dismorfofobia como una comorbilidad, es decir, que ocurre  junto con otros trastornos, como la anorexia , la vigorexia, la depresión, los trastornos de ansiedad y con aquellas que comparte más características: Trastorno Obsesivo Compulsivo. Esto demuestra que también pueden estar asociados con ciertos tipos psicológicos, comunes a estos trastornos, tales como pensamientos obsesivos y perfeccionismo.

  1. Búsqueda incesante por la perfección

Con la gran cantidad de tratamientos de belleza disponibles y la posibilidad de obtener buenos resultados con la cirugía plástica, algunas personas ven esto como el verdadero “camino” para tratar de alcanzar la “perfección” (que en realidad no existe, es un concepto totalmente subjetivo).

Las personas con dismorfofobia tienen una preocupación excesiva por el aspecto, y acaban realizando un número exagerado de operaciones estéticas. Peor aún, incluso pasando por varias cirugías, nunca están satisfechos con el resultado. Por lo tanto terminan sometiéndose a un número excesivo de procedimientos, muchas veces desarrollando complicaciones debido a la realización excesiva de intervenciones en el mismo lugar.

¿Cómo lidiar con la dismorfofobia?

En general, es muy complicado para el individuo que se encuentra con este trastorno poner en perspectiva su situación y comprender las características patológicas de su propio comportamiento.

Por lo tanto, la búsqueda de ayuda profesional adecuada debe ser guiado y alentado por la gente estrecha al portador, para identificar los signos, sobre todo por los profesionales que fueron buscados por el individuo durante los intentos de encontrar soluciones para el defecto imaginario, como dermatólogos, cirujanos plásticos, entre otros.

Compartir

Comentarios