Dispositivo para respirar bajo el agua recauda 830,000 dólares, ¡Pero la ciencia no lo acepta!

Curiosidades 357 Visitas

Dispositivo para respirar bajo el agua la ciencia no lo aprueba. Una campaña del sitio web llamado Indiegogo para un dispositivo que se compromete a otorgar a los portadores la capacidad de respirar bajo el agua ha logrado más de ochocientos treinta mil dólares estadounidenses en fondos, pese a una serie de fallos en el respaldo científico de este aparato.

Tritón es un aparato de buceo, con un conjunto de “branquias artificiales”, que extraen oxígeno del agua y dejan respirar. Estas branquias extraen las moléculas de oxígeno, por medio de un filtro microporoso, que entonces se comprime y se guarda como oxígeno respirable dentro del dispositivo. Conforme sus autores, Tritón produce oxígeno suficiente para dejar que los buzos continúen bajo el agua a lo largo de cuarenta y cinco minutos, a una profundidad máxima de cuarenta y cinco metros.

Dispositivo para respirar bajo el agua la ciencia no lo aprueba

Dispositivo para respirar bajo el agua la ciencia no lo aprueba

Claro, todo esto suena muy a lo cero cero siete, y es que este dispositivo tiene un fuerte similar con el “respirador” de tradicionales de James Bond como Thunderball y Otro día para fallecer. No es de extrañar, entonces, que Tritón consiguió amontonar 100 mil dólares americanos en donaciones en las primeras veinticuatro horas del proyecto.

Publicitado como “el futuro de la respiración bajo el agua”, este dispositivo usa un filtro microporoso que tiene pequeños orificios, suficientemente pequeños para eludir que el agua entre, mas suficientemente grandes para disolver y permitir el paso del oxígeno de “libre flotación” que hay en el agua.

El Tritón es alimentado por una batería de iones de litio sobrealimentado; el oxígeno se comprime y se sostiene en un tanque de almacenaje, listo para ser respirado. ¡Listo! Con esto puedes tirar tu grande equipo de buceo para siempre… o bien quizá no… puesto que hay múltiples inconvenientes científicos esenciales con este término.

Primeramente, este dispositivo no es particularmente grande. En verdad, solo mide veintinueve centímetros de largo. Con la intención de filtrar suficiente oxígeno del agua para el usuario, esto es, para no fallecer, un dispositivo de este tamaño debería estar recibiendo cerca de noventa litros de agua cada minuto, operando a una eficacia del cien por ciento.

Ese es el valor de la presión de cerca de 6 mangueras de jardín. La única forma de conseguirlo sería que el bañista lo hiciese a velocidades que harían a Usain Bolt lucir como una tortuga.

Comprimir el oxígeno asimismo precisaría un sinnúmero de energía, con lo que la batería debería ser de gran alcance, tan poderoso que, conforme con Andrew David Thaler, un ecologista de aguas profundas que charló con Business Insider, no está libre en el mercado todavía…

Además de esto, respirar oxígeno presurizado trae consigo ciertos problemas médicos. El exceso de oxígeno a alta presión puede, con el tiempo, ocasionar graves daños al sistema respiratorio y inquieto central.

Un usuario Reddit ha señalado que el dispositivo podría electrolizar el agua, esto es, emplear un circuito eléctrico para dividir las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno. En verdad, esta es la manera en que los submarinos generan el oxígeno que precisan para zambullirse por un buen tiempo. El oxígeno se mezcla con el aire dentro de la nave con el objetivo de que sea respirable.

Conque, ¿el Tritón podría electrolizar el agua de esta forma? Seguramente no. Para esto sería preciso un sinnúmero de energía eléctrica -el valor de un reactor nuclear de energía eléctrica, en verdad- con el objetivo de generar suficiente oxígeno suficientemente veloz. No es muy probable que Tritón tenga un reactor nuclear en su interior, e inclusive si lo tuviese, no sería nada aconsejable ponerlo en frente de tu cara y meterlo a tu boca.

En consecuencia, es entendible que muchos prosiguen siendo incrédulos de las aseveraciones de Tritón, como lo han sido a lo largo de cuando menos un par de años. Las aseveraciones excepcionales requieren pruebas excepcionales, tras todo.

Curiosamente, esto no ha impedido que el proyecto alcanzara su objetivo de financiación de cincuenta mil dólares americanos. En verdad, han conseguido ochocientos treinta mil dólares estadounidenses, lo que prueba que cuando menos dos con doscientos cinco partidarios no están influidos con lo que afirme la ciencia.

Compartir

Comentarios