Echó a perder 200 mil cervezas por un mensaje oculto y gana el “Empleado del Mes”

Curiosidades 1240 Visitas

Echó a perder 200 mil latas de cerveza y lo premian. Cuando la gracieta del gerente de embalaje de la cervecera Brewdog, Graeme Wallace, causó el retiro del mercado de ¡doscientos mil latas de cerveza!, seguro que aguardaba un regaño masivo, su despedido por la mañana siguiente, e inclusive una demanda por múltiples miles y miles de dólares estadounidenses.

Sucede que Graeme Wallace se incordió cuando la compañía fue señalada por ciertos clientes del servicio por “no ser suficientemente Punk”. Con lo que en vez de proseguir adelante con su trabajo, como todos los otros, se fue al extremo y deseó probar que esa marca artesanal de cerveza es completamente Punk…

¿Qué hizo? Graeme cambió la redacción de doscientos mil latas, y puso en ellas el mensaje “Día del hijo de perra”. Eso semeja Punk, ¿o bien no?

Echó a perder 200 mil latas de cerveza y lo premian

Echó a perder 200 mil latas de cerveza y lo premian

Los grandes jefes en Brewdog pronto se enteraron de la bromita de Graeme cuando los clientes del servicio empezaron a twittear fotografías de la parte inferior de su cerveza: y pese a ser prácticamente una cuarta parte de millón de latas las que deben ser retiradas de los anaqueles, Graeme fue premiado como Empleado del Mes ¡por su acto de rebelión!

Un portavoz de Brewdog afirmó a The Mirror:

“En otra empresa, una persona responsable de una gracieta como esta podría haber sido echado. En Brewdog, Graeme fue premiado como el Empleado del Mes”.

Echó a perder 200 mil latas de cerveza y lo premian

El lote de doscientos mil latas, conforme informes, debió ser retirado del mercado. Alguien asimismo registró este instante con una imagen que compartió en Imgur, donde escribió: “Tendrán que retirar todas y cada una estas cervezas por el hecho de que alguien tuvo un mal día”.

Mas en vez de meterlo preso, los jefes vieron el lado entretenido y alabaron a Wallace por su travesurita.

Si no tienen sitio dónde meter las cervezas, y puesto que los jefes son tan buena onda, en mi refrigerador pueden caber varias decenas y decenas de estas latas punk…

Compartir

Comentarios