Una amistad milenaria: los perros que cruzaron el Estrecho de Bering con los hombres

Animales

El perro cruzó el Estrecho de Bering con el hombre. Si bien ciertos aseguran que desde hace quince mil años los asiáticos cruzaron por el Atlántico para llegar a América, la teoría más admitida es que hace más o menos once mil años se dio una migración desde Asia que cruzó por el Estrecho de Bering y llegó a Norteamérica.

No obstante, ahora se ha descubierto que no venían solos, sino los acompañaban ciertas razas de perros, lo que confirmaría que “el perro es el mejor amigo del hombre”, y asimismo el más antiguo.

El perro cruzó el Estrecho de Bering con el hombre

El perro cruzó el Estrecho de Bering con el hombre

Este estrecho se halla en la parte Norte del Océano Pacífico, y es un brazo de mar que conecta Asia con América del Norte, con una extensión de ochocientos veintisiete quilómetros y una profundidad de entre treinta y cincuenta metros.

La parte más angosta se halla entre cabo Dezhnev, en Rusia, y el cabo Príncipe de Gales, en Alaska. Se piensa que conjuntos de cazadores y colectores de origen siberiano aprovecharon la capacitación del puente de Beringia, como una parte de la última glaciación, puesto que el nivel del océano había bajado. Asimismo se ha investigado, y múltiples especies de animales cruzaron para los dos lados por este puente congelado.

Los Institutos Nacionales de la Salud de USA han publicado una investigación, donde usaron secuencias de genes de ciento sesenta y uno razas modernas de perros, con el objetivo de tener un árbol evolutivo y conocer asimismo detalles de su posible migración.

Los resultados lanzaron que estos animales cruzaron así como el hombre, puesto que probablemente se utilizaban como perros de caza o bien de pastoreo desde esos recónditos tiempos de la migración para América.

El xoloitzcuintle es un cánino que procede de esas subespecies que migraron por el Estrecho de Bering, como el cánino peruano sin pelo.

Heidi Parker, genetista y coautora de esta investigación destacó:

“Primero hubo selección en la tipología (de can), como perros pastores o bien de caza, y después hubo una mezcla para conseguir determinados rasgos físicos.”

 

Las razas orientales como el Akita y el Chow Chow se fueron creando desde hace mucho tiempo, puesto que las razas de perros cazadores europeos, como el Golden Retriever o bien el Setter Irlandés, datan del siglo XVIII, si bien resalta el estudio, los perros de caza no solo procedían de R. Unido, sino más bien de múltiples lugares de Europa.

Elaine Ostrander, asimismo autora de la investigación señaló:

“Los perros de caza fueron desarrollados desde más de un creador, en múltiples lugares y seguramente en temporadas diferentes.”

Pero esto no es solo un hecho histórico ni emotivo, que haga más grande la relación de hombres y perros en el aspecto sentimental, sino más bien de la salud.

Ostrander explicó que gracias a esta clase de estudios se puede continuar asimismo la migración de las variaciones genéticas de determinadas enfermedades, para saber dónde podrían aparecer, y entre las nosologías que se pueden estudiar desde esta investigación, afirmó, está la diabetes, la epilepsia, enfermedades nefríticos y cáncer.

Compartir

Comentarios