Olvidó una dirección y dibujó un mapa en el sobre. La carta llegó a su destino

Curiosidades 220 Visitas

Escribe carta, olvida la dirección y dibuja mapa en el sobre. Se podría decir que el sistema de correos actual no es uno de los más prácticos y eficientes que digamos, ya que hay veces que por una falla de dirección el correo no llega nunca o puede suceder que el correo se pierde, pero algo es totalmente diferente en Islandia, ya que el correo de ahí supera las expectativas de las personas y se merecen un 10, esto por su excelente atención y por su efectividad en el servicio y al momento de entregar sus cartas.

Escribe carta, olvida la dirección y dibuja mapa en el sobre

Escribe carta, olvida la dirección y dibuja mapa en el sobre

Un hombre quería enviar una carta a un pueblito, pero no tenía ni idea de la dirección, así que se las ingenió para dibujar la dirección a mano en un mapa, para que puedan encontrar la granja en un pequeño pueblo de Hvammssveit, al oeste de Islandia.

Dibujó el mapa y resaltó en rojo la casa del destinatario

Escribe carta, olvida la dirección y dibuja mapa en el sobre

Lo que decía en la carta es lo siguiente:

País: Islandia

Ciudad: Búoardalur

Nombre y dirección del destinatario:  La Granja de caballos de un matrimonio islandés – danés con tres hijos y que tiene varias ovejas!

Quizá, para los repartidores de cartas estas descripciones no eran suficientes como para dejar la carta en su dirección, así que el hombre decidió añadir la señora de la casa trabaja en un supermercado de Búoardalur.

El periódico local también copero y reportó el caso, lo más increíble de esta historia es que la carta llegó a su destino

Este es el pequeño pueblo donde vive la familia islandesa

Escribe carta, olvida la dirección y dibuja mapa en el sobre

En respuesta, a la carta tan loca  la familia Ostenfeld, decidió enviar una carta de agradecimiento, esta vez con la dirección del remitente precisa y graficosde lugares de interés de Moscú.

Nikolay, vive en algún lugar de la bella Moscú

Escribe carta, olvida la dirección y dibuja mapa en el sobre

Obviamente es muy sorprendente que en pleno siglo XXI, este obsoleto método de comunicación se mantenga vivo hasta el día de hoy y que pueda traernos experiencias gratas.

Compartir

Comentarios