Este chico de 13 años venció a los leones y salvó a todo su ganado

Animales

Este chico de 13 años venció a los leones y salvó a todo su ganado, ¡sólo con ingenio y creatividad!. En el sur de la urbe más grande de Kenia, Nairobi, los leones asolaban con la vida del ganado. Pero el pequeño Richard Turere, de solo trece años de edad, hizo lo mismo que múltiples mentes jóvenes y refulgentes del imponente África han hecho con su ingenio y gallardía: salvar a su pueblo.

La crisis estimula la inventiva

Este chico de 13 años venció a los leones y salvó a todo su ganado, ¡sólo con ingenio y creatividad!

Este chico de 13 años venció a los leones y salvó a todo su ganado, ¡sólo con ingenio y creatividad!

La familia de este pequeño, vive en los límites que apartan la zona de granjeros con la reserva natural del Parque Nacional, un área turística en la que habitan animales silvestres, entre los cuáles hay leones y otras especies carnívoras. Si bien podríamos imaginar el riesgo que corren diariamente las familias de los granjeros, para ellos había un inconveniente mayor al peligro de ser atacados por el rey de la selva, y es que estos animales violaban las cercas que dividen el parque y las residencias para alimentarse de sus vacas, gallinas, cerdos y caballos.

¡Está en su instinto!

Estos enormes felinos llevan en sus venas el instinto predador, y menos mal que saciaban su sed de sangre con otros animales y no con los humanos, pero esto no les garantizaba bienestar en las comunidades, puesto que la baja en el ganado representaba un duro impacto a la economía familiar.

Todos morían de hambre, salvo los leones

Esta historia se repetía una y otra vez, al sur de la capital. Vivir con la sofocación de amanecer con una granja vacía, era una de las incesantes pesadillas que torturaban a la comunidad. Agobiados, ciertos granjeros empezaron a practicar la caza de felinos a lo largo de la noche, pero no solo era peligroso procurar matar a un mamífero superior a ellos en peso, tamaño, fuerza y velocidad, sino las autoridades lo habían prohibido dado a que los leones eran el primordial atrayente turístico de la reserva natural en el Parque Nacional. Una matanza de esta manera, menguaría la sustentabilidad de uno de los ámbitos más esenciales en la economía africana.

Matarlos no era una alternativa

Nairobi, famosa como la urbe verde en el Sol, marcha como un safari en grandes dimensiones, cuyos preciosos paisajes que nos remontan a películas como El rey León. Marchan para los paseos que efectúan millones de turistas por año, en los que pueden convivir de forma directa con la naturaleza que envuelve la sabana, y con animales como zebras, hienas, rinocerontes y leones.

¿De qué manera solventarlo sin violencia?

Este pequeño vivió temiéndole a los leones, pero nunca dejó que su temor dominara su espíritu creativo, y también inventó un plan a lo largo de múltiples meses para poder deshacerse de los incesantes ataques felinos sin precisar matarlos, dejando que cada quién viviese respetando los límites territoriales de cada zona. Mientras que paseaba por la granja en la noche, se percató de que los leones que estaban al asecho, se ponían inquietos con las luces internas, y preferían aguardar a que el lugar estuviese absolutamente a oscuras para apresar. Fue entonces cuando se le ocurrió crear un sistema de luces intermitentes que los sostuvieran distanciados hasta el amanecer.

Acá el diagrama de su proyecto

“Crecí odiando a los leones mucho. Acostumbraban a venir en la noche y alimentarse de nuestro ganado cuando estábamos durmiendo”, afirmó Turere, el pequeño que planteó la inteligente y pacífica solución.

¡Un ingeniero!

Su sistema luminoso fue bautizado como Luces de león, y se trata de focos parpadeantes que marchan a través de la energía que les transmite una batería de auto cargada con paneles solares. El chico las puso en el perímetro que encierra la granja de sus padres, protegiendo al ganado.

Triunfantes resultados

Su ingeniosa idea funcionó perfectamente, puesto que en un corto plazo el inconveniente había desaparecido y múltiples habitantes le pidieron poner exactamente el mismo sistema en sus granjas para disfrutar de exactamente la misma protección anti ataque de leones. ¡Es un genio! Su invento ya fue patentado y también instalado en otras siete comunidades, lo cuál ha llamado la atención de esenciales organizaciones interesadas en impulsar la educación del pequeño Turere.

Compartir

Comentarios