Recreó las trampas de ‘Mi pobre Angelito’ y los resultados en la vida real son mortales

Entretenimiento

Este hombre recreó las trampas de ‘Mi pobre Angelito’. No engaño cuando digo que todos hemos visto cuando menos una vez en nuestras vida la película de Mi pobre angelito, donde Kevin McCallister es olvidado en casa por sus progenitores en víspera de Navidad, con lo que debe arreglárselas a fin de que dos ladrones no roben su hogar.

Este hombre recreó las trampas de 'Mi pobre Angelito'

Este hombre recreó las trampas de ‘Mi pobre Angelito’

Cuando éramos pequeños las proezas de Kevin nos parecían excelentes, qué hombrecillo tan inteligente; mas ahora, como una persona adulta considero que Kevin era un ser satánico. Piénsenlo bien, el pequeño Kevin pudo haber llamado a la policía para solicitar ayuda… no, deseaba ir al extremo y también producir dolor.

O bien apoco piensan que una plancha caliente en la cara, latas de pintura golpeando tu cuerpo, alquitrán en las escaleras ¿de dónde demonios sacó eso?) o bien a sabiendas de que Marv se quitaría los zapatos puso tachuelas en el piso y esferas de navidad, no ocasionan ningún género de daño físico… ¡cuánta maldad!

Ahora, el videoblogger Jake Roper, utilizando un muñeco de balística de esos que utilizan para las pruebas de choques, aplicó 3 de los más atroces castigos que Kevin McCallister dio a los delincuentes mojados, Harry y Marv y ver si alguien podría subsistir al pobre angelito.

Así que aquí mira el video

En este vídeo, Jack intenta la perilla de la puerta caliente, las latas de pintura directo a la cabeza y la palanca al pecho, con la que Harry golpea a Marv para deshacerse de la tarántula.

Lanzar la lata de pintura de prácticamente 6 kilogramos por las escaleras y directo al muñeco es un tanto complejo, Jack explica:

“A medida que la pintura cae, se acelera la velocidad. Marcha a unas diecisiete mph. Es como percibir 2 fuertes puñetazos de Mike Tyson”.

“Es 6 veces más la fuerza requerida para romper tu nariz, lo que quiere decir que tienes un cuarenta y dos por ciento de posibilidades de que tu cráneo se rompa”.

Esto, sumado a la barra en el pecho, deja al muñeco con el corazón y pulmones perforados, costillas quebradas y un cráneo deshecho… ¡Rayos Kevin! Que malvado eres….

Compartir

Comentarios