¡Diseñó un avión y no lo recordaba! ¡Lo hizo completamente ebrio!

Curiosidades 254 Visitas

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión. ¿Cuántas veces nos hemos puesto tan borrachos que no recordamos lo sucedido la noche precedente? Es hasta el momento en que algún amigo nos llama y nos cuenta los estropicios y absurdo que hicimos a lo largo de la fiesta…

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión

Más que tu compañero de habitación tome fotografías y guarde el testimonio de que llegaste absolutamente ebrio y diseñaste un aeroplano a lo largo de la madrugada, pues no lo recuerdas. ¡Eso es verdaderamente increíble!

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión

Keith Fraleiy, compañero de habitación del joven ebrio, del que no se ha dado a conocer el nombre, mostró las pruebas de lo que su amigo había hecho: los planos de una máquina voladora, la que diseñó mientras que estaba alcoholizado.

Conforme Keith, su amigo llegó cerca de las 11:30 de la noche al dormitorio que comparten en la Universidad Tecnológica de Michigan. Los amigos con los que había estado ya antes, confirmaron que este muchacho se la paso tomando ron y vodka a lo largo de toda la tarde.

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión

Mas, lejos de llegar a dormir o bien de encerrarse en el baño o bien devolver, llegó a buscar sus libros. Cuando los halló, sacó una pizarra blanca y se puso a trabajar, haciendo garabatos, ecuaciones y cálculos.

Cerca de la 1:30 de la mañana, comenzó a explicar lo que hacía, si bien aún proseguía borrachísimo, con lo que no se le comprendía muy bien; si bien al ver los planos, su compañero entendió de lo que se trataba.

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión

De este modo estuvo una gran parte de la noche, escribiendo, entonces se dormía, despertaba y proseguía, hasta el momento en que este aparato estuvo terminado, el que, afirmó ya estando sobrio no es propiamente un aeroplano, sino más bien un Ekanoplan, un vehículo que alcanza una alta velocidad y se puede elevar sobre el agua.

Entonces, Keith contó:

“Se quedó dormido en su silla y se despertó una hora después, preguntando sobre su salud mental, debido a la gran cantidad de trabajo que estaba frente a él, puesto que no tenía ni la más remota idea de la motivación que lo llevo a hacer eso”.

Este joven llegó muy ebrio y se puso a diseñar un avión

Evidentemente que en la mañana no recordaba lo que había hecho, más cuando estuvo absolutamente sobrio se dio cuenta que los cálculos y el diseño no eran solo una cosa de borracho, ¡sino pueden marchar! Con lo que ha estado buscando la forma de realizar este proyecto…

No sabemos qué va a pasar en su próxima borrachera, quizás edifique una nave espacial… así que solo queda decir ¡Denle otro trago a este hombre!

Compartir

Comentarios