Luego de graduarse decidió hacer el viaje de su vida: y en solo 2 años visitó 50 países

Curiosidades 86 Visitas

Este joven viajero ha recorrido 50 países en solo dos años. Taylor Gleason, nació en California en los Estados Unidos, y solo había estado fuera de su país, cuando salía a viajes familiares a México. Cuando tenía 16 años de edad se fue a un viaje de estudios a Italia, y ahí fue que el gusanito de los viajes lo golpeó de manera fuerte.

Este joven viajero ha recorrido 50 países en solo dos años

Este joven viajero ha recorrido 50 países en solo dos años

La pregunta del millón es, ¿Qué hizo? 5 años después, de haberse graduarse de la UCLA, ha visitado 65 países; mas lo increíble es que en solo un par de años visitó 50 países. Asimismo ha amasado una fantástica serie de fotografías en Instagram, se podría decir que más de 64000, para ser precisos, esto gracias a la documentación precisa que lleva de sus aventuras.

Este joven viajero ha recorrido 50 países en solo dos años

Taylor, ha hablado sobre las altas y bajas de sus proezas, como sus consejos para otros viajantes.

Al tiempo que ciertas cosas que ha aprendido y conseguido pueden asombrar, pero eso si una cosa es segura: está dispuesto para cualquier cosa que la vida le pueda presentar en el futuro.

“Siempre he sido una de esas personas que precisa estar continuamente haciendo algo, ser activo y explorador. Me agrada redactar mi propia narrativa y también ir allá, a donde la vida me quiera llevar”.

Para ahorrar, para todos sus gastos durante el viaje trabajó en la UCLA, y mientras que estudiaba duro para poder graduarse más veloz, aprovechó las conexiones internacionales que había hecho en la universidad para poder llegar con sus amigos siempre que tenía un tiempo.

Antes de decidir sobre cada destino, Taylor hace una investigación exhaustiva; esto le ayuda a sacar el mayor partido de su tiempo y dinero, y claro para ir a los lugares que pueden serlos más difíciles de encontrar.

Obviamente es totalmente entendible, que para él es imposible decidir cuál es su lugar favorito de todos los lugares que conoce.

 “Una de mis experiencias preferidas fue acudir al Oktoberfest en Munich. Al momento me enamoré del país, el pueblo, la urbe y la cultura alemana”.

“También me agradó mucho nadar con grandes tiburones blancos en Nueva. Zelanda. Fue en el agua que sube de la Antártida, con lo que estaba muy helada. Además tener un tiburón real, que se lanza contra ti a toda velocidad, por un orificio abierto en una jaula. Claramente me dio una descarga de adrenalina”.

Otros puntos señalados en su travesía: Angkor Wat en Camboya; la cultura y la multitud de monos en Bali; reunirse con amigos en Australia; las visitas en un programa de servicio de un par de semanas en Israel; aparte de Rusia y el país nipón que se encuentra en Japón.

Además una de sus experiencias que también resalta Taylor, es su viaje a Corea del Norte. Tras ver que los cronistas habían sido autorizados para entrar en el país, y tras percibir que ciertos amigos suyos de la UCLA se habían ido el año precedente y les encantó, Taylor determinó que debía estar en ese sitio y conocer más sobre su cultura.

“Yo sabía que era totalmente peligroso entrar a Corea del Norte, pero creo que sabía que no estaba en una zona de guerra, afín a Siria o bien algún sitio en el Oriente Medio. Yo sabía que si los respetas a ellos y su cultura todo el tiempo, te va a ir bien y así fue”.

China, no es nada parecida a Asia que había conocido, afirmó Taylor, quien pasó 3 meses viviendo y estudiando en la ciudad de Shangahi. “Me sentí tal y como si todo cuanto hemos conseguido de manera democrática en Occidente hubiese sido sofocado. Hay una gran nube de polución que se detiene sobre ti continuamente. Es el país más opresivo en el que he estado, y me semeja más peligroso estar en China que en Corea del Norte”.

Además Tailandia, fue otro punto bajo en sus viajes: “es completamente exagerado. La gente es impresionantemente grosera. Detestan a los estadounidenses”.

En la Celebración de Luna Llena en la isla de Koh Phangan, en Tailandia, Taylor fue intoxicado, robado y golpeado por miembros de una banda. Se despertó en un centro de salud una vez que su corazón volvió a arrancar, y le faltaban sus posesiones personales.

Subsistió gracias a que otros turistas fueron solidarios con el, que lo hallaron herido en la carretera y le aplicaron técnicas de resucitación ya antes de llevarlo al centro de salud.

Después de tanta aventura y ciertos riesgos que paso, vamos a ver a dónde es que la vida prosigue llevando a este viajero intrépido.

Compartir

Comentarios