La increíble historia del hombre con la Peor Suerte del Reino Unido que venció todos los obstáculos

Curiosidades 140 Visitas

Este tipo es el que menos suerte tiene en Inglaterra. Oliver Pugh, de veintiseis años, es el tipo con la peor suerte del planeta, desde los veintidos años. Ha tenido 3 infecciones de meningitis, un ataque al corazón, un tumor canceroso que lo dejó paralizado, perdió medio pulgar y según parece su esposa lo dejó por el padrino.

Todo empezó en dos mil doce cuando Oliver fue al doctor por un dolor de cadera. Asumiendo que era algo relacionado con el trabajo. El dolor no se fue, con lo que le hicieron un escaneo de resonancia imantada y los doctores hallaron una anomalía en su espalda. Entonces se supo que tenía un tumor canceroso que precisaba ser extraído.

Tras 2 cirugías erradas para removerlo, Olver contrajo meningitis 3 veces a resultas de una infección en su medula espinal. Entonces perdió medio pulgar en un accidente industrial en el primer mes del verano de dos mil doce, y fue llevado a un centro de salud donde hallaron que la herida se había inficionado con estafilococo dorado, un gérmen resistente a los antibióticos.

Este tipo es el que menos suerte tiene en Inglaterra

Este tipo es el que menos suerte tiene en Inglaterra

Después de todo eso, en dos mil quince padeció un ataque cardiaco cuando su esposa lo abandonó.

“Yo era claramente el hombre con la peor suerte del planeta. A raíz del tumor, mi corazón bombeaba más sangre en mi cuerpo y precisaba trabajar más mientras que el tumor medraba. Mi matrimonio se destrozó y me debí mudar”.

Cuando iba de camino a su nueva casa, tuvo un enorme dolor en el pecho y creyó que iba a fallecer. Se orilló y llamó a una ambulancia. Estuvo en cuidados intensivos por una semana.

Este tipo es el que menos suerte tiene en Inglaterra

Los doctores le diagnosticaron “Síndrome del Corazón Roto”. Entonces, perdió sus piernas cuando la presión del tumor en la espina dorsal acrecentó. En silla de ruedas, Oliver se percató de que los doctores consideraban la idea de la amputación mas procuraron ya antes remover el tumor de nuevo.

“Necesitaban sacar todo el tumor mas eso podría dañar la espina de forma permanente.”

Impresionantemente, su mala suerte acabó y al pasar la cirugía, sorprendió a los médicos al verlo caminar en 2 pies. Después de 4 años de averno, la vide de Oliver comienza a verse mejor. Ahora está enfocado en abrir un bar.

Este tipo es el que menos suerte tiene en Inglaterra

“Estoy verdaderamente feliz de lo que tengo y de no tener ningún prospecto, a tener muchos”.

Aun piensa en regresar a practicar Kung Fu, puesto que fue vencedor nacional y europeo.

“El Kung Fu es mi vida, he estado en ello desde el momento en que tenía 6 años, y no poderlo practicar cuando estaba enfermo me destrozó básicamente.”

Su mensaje es no dejarse vencer jamás, ante cosa alguna. Si bien todo se vea muy mal las cosas siempre y en toda circunstancia pueden mudar.

Compartir

Comentarios