Ex campeón de Lucha Olímpica pelea contra 7 policías ¡Y apenas pudieron contenerlo!

Curiosidades 654 Visitas

Excampeón de lucha se enfrenta contra siete policías. Un ex campeón de lucha olímpica desató una pequeña riña callejera con siete policías, quienes intentaban detenerlo por conducir en estado de embriaguez.

Excampeón de lucha se enfrenta contra siete policías

Excampeón de lucha se enfrenta contra siete policías

Vyacheslav Oliynyk, es quien ganó oro para Ucrania en los Juegos Olímpicos de Atlanta en el año de 1996. Este hombre trató de hacer caso omiso a los llamados de la policía cuando trataban de detenerlo, e incluso, parecía que ni el gas pimienta le hizo daño alguno y los bastones de la policía surtían efecto, cuando trataron de detenerlo en Kiev.

Excampeón de lucha se enfrenta contra siete policías

Vyacheslav, andaba de parranda, para celebrar su cumpleaños número 50, y al final se le pasaron las copas sin darse cuenta. 7 policías para ser exacto, intentaron detenerlo, ¡pero este campeón demostró que no ha perdido ninguna de sus habilidades ya en estas dos décadas!

Un breve video nos muestra al ex luchador discutiendo con la policía después de que fue detenido y le pidieran que se baje del auto, ha sido la sensación de internet, y aunque después de la discusión, uno de ellos le rocía el gas pimienta en pleno rostros, esto fue la gota que derramo el vaso y desató la furia de este hombre.

Excampeón de lucha se enfrenta contra siete policías

Y a pesar de que Vyacheslav, puede verse sangrando profusamente de sus múltiples heridas, aun así no lo pueden detener y se lanza sobre los oficiales una vez más. Finalmente, los siete policías logran derribar a Vyacheslav; sin embargo, todavía no ha terminado, ya que utiliza sus habilidades de luchador para impedir que lo detengan y le pongan las esposas.

¡Esto es verdaderamente increíble!

Excampeón de lucha se enfrenta contra siete policías

Los agentes de la policía se acercan al ex luchador pacíficamente para calmarlo y explicarle por qué lo han detenido, pero si mismo amablemente les responde: “Váyanse a la mierda”. Por último, parece calmarse cuando uno de sus amigos le dice que se calme, por el bien de su hijo, que está llorando en la parte trasera del auto.

Y claro después de todo esto, y de la tremenda borrachera, el ex campeón dijo:

“Admito que soy parcialmente culpable, yo no te puedo decir que lo soy completamente. Soy en parte culpable porque no me detuve y no hacía caso a la policía. Pero no soy un criminal. Por lo que sé, habrá una audiencia en la corte y que me van a castigar de alguna manera, porque siempre lo hacen. Sin embargo, el hecho de que la policía me dejó ir a mi casa el mismo día, muestra que no hice nada malo”.

Compartir

Comentarios