Su ex esposa le dijo que era muy gordo para el amor; ahora miles de mujeres lo desean

Curiosidades 457 Visitas

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones. Afirman que las apariencias no son esenciales, o bien que los sentimientos es lo que debe predominar, mas no hay que procurar mentir a absolutamente nadie, puesto que hay quien verifica lo opuesto.

Benjamin Montanez, de treinta y tres años de edad, fue descuidado por su ahora ex- mujer, quien le afirmó que era “demasiado gordito para el amor”. Mas ahora este macho alfa ha hecho que pague una dulce venganza.

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones

Este tropiezo, más que devastarlo, fue un impulso a un nuevo modo de vida que lo hizo perder más de cuarenta y cinco kilogramos de peso.

“Llevaba un modo de vida poco saludable; no cuidaba de mí. Comía cualquier cosa y de todo. En un instante dado, comía hasta 6 barras grandes de caramelo al día”.

Ya incómodo en su piel, con la sensación de ‘sudar’ todo el tiempo a tal grado que detestaba su cuerpo, Ben asimismo afirmó que no le agradaba de qué manera la gente lo veía cuando comía.

Siempre y en todo momento había sido un un chaval grande, mas jamás se había clasificado a sí mismo como “típicamente gordo”. Y pese a que no lo era, bullys de la escuela le estregaban la gordura en su cabeza, o sea, su confianza en sí se vio completamente disminuida.

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones

Mas lo que lo llevó a perder por completo lo último que quedaba de su autoestima fue su ex- mujer.

“Yo y mi manifestábamos razonamientos de mi peso y mi salud con bastante regularidad. [Mi esposa] me afirmaba continuamente que era demasiado gordito para el amor . Que mi peso me hizo poco atrayente, aun que era tan gordito que al meditar en la idea de tener relaciones íntimas conmigo le hacía mal en el estómago”.

Fue entonces cuando Ben decidió que debía hacer algo con su peso y se anotó en el gimnasio.

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones

Mas aun cuando trabajaba fuera, Ben sintió que no contaba con el apoyo, y después descubrió que su esposa lo estaba engañando.

Una situación realmente desgarradora para Ben; fue la última gota que vertió el vaso. Y, en vez de trabajar para sujetar nuevamente una relación de amor, decidió aplicar su ira en ponerse en forma para probar a su ex- esposa lo que había perdido.

Una dieta sana y un régimen fitness consiguieron que Ben llegase a un peso de ciento ocho kilogramos y un sinnúmero de atención en Instagram y Fb.

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones

Tras comenzar a publicar fotografías de su progreso, Ben indudablemente llamó la atención de muchos -su transformación lo ha llevado a transformarse en un tanto de motivación y ejemplo a continuar-.

“He recibido bastante el apoyo de un montón de gente. Tengo los mejores seguidores en Instagram y Fb que un tipo podría solicitar. Trato de charlar y contestar a todos y cada uno de los que los comentarios o bien mensajes en cualquiera de mis cuentas”.

“Ahora las chicas en los redes sociales se aproximan a mí bastante con frecuencia ahora, mas si voy a un bar o bien club aún no consigo miradas para ser franco.”

De gordo y dejado por su mujer, a culturista rompecorazones

Si bien el peso objetivo de Ben es llegar a ciento dos kilogramos, acepta que jamás va a ser “flaco”.

“Soy un tipo natural de talla grande, con lo que ciento dos kilogramos me es conveniente muy bien”.

Compartir

Comentarios