¡Descubrimiento histórico! Encuentran el primer cerebro fosilizado de dinosaurio

Animales 91 Visitas

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado. Hace diez años, un conjunto de paleontólogos halló una piedra con fósiles de dinosaurio, mas no solamente se trataba de esos huesos que todos conocemos y hemos visto en los museos; sino contenía tejido, piel, ciertos vasos pilíferos y conforme se ha confirmado pertenecientes al cerebro de uno de estos gigantes.

La Sociedad Geológica de la ciudad de Londres publicó un artículo en el que da a conocer este esencial descubrimiento, tras muchos años de estudios y también investigaciones. Este fósil fue encontrado cerca de Sussex, en Inglaterra, y según parece pertenece a un miembro de la especie Iguanodon.

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado

Estos restos corresponden a uno de estos dinosaurios herbívoros, el que, se calcula que vivió ¡hace ciento treinta y tres millones de años!, a principios del periodo Cretáceo, que es la parte final de la era Mesozoica, o sea, hace muchos mas muchos años, por esta razón, la relevancia de este descubrimiento.

Esta es la primera vez que se puede estudiar el tejido cerebral fosilizado de un dinosaurio. Si bien el tejido biológico original en sí ya no existe, sus estructuras preservan un detalle prácticamente inmaculado, puesto que ha continuado impresionantemente bien conservado, con lo que los estudiosos se han referido a estos descubrimientos como “fantasmas mineralizados”.

Asimismo se ha dado a conocer que los restos fosilizados de “hebras” de los vasos sanguíneos, redes de colágeno, pilíferos e inclusive las capas externas de tejidos neurales fueron asimismo brillantemente conservadas por un proceso natural.

El doctor Alex Liu, un Paleobiólogo en la Universidad de Cambridge, afirmó que los tejidos cerebrales “son ciertos tejidos menos probables que aguardaríamos localizar alguna vez en un vertebrado terrestre fosilizado”.

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado

Este poco afortunado dinosaurio semeja haber fallecido cerca de un cenagal o bien ciénaga, mas para fortuna de los científicos, era un sitio rico en elementos enormemente ácidos y con poco oxígeno. En el momento en que el dinosaurio cayó fallecido en este sitio, su cerebro fue fundamentalmente puesto “en escabeche”, lo que lo distanció de bacterias hostiles y su tejido blando fue mineralizado frente al paso de millones de años.

Cerca de veinte millones de años tras la aparición del obediente Estegosaurio y del ave del tamaño de un cuervo, Archaeopteryx, apareció el Iguanodon; una bestia grande que devoraba cuanto árbol se hallaba a su paso, aparte de flora de baja altitud, quienes combatieron a los predadores viviendo en comunidades, aparte de tener una poderosa cola, un espinazo cubierto de picos y una poderosa y afilada uña en su pulgar.

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado

Usando técnicas de Microscopía Electrónica de Barrido, estos estudiosos ingleses, apoyados por científicos de la Universidad de Australia Occidental, identificaron los elementos encontrados en este fósil y que se describieron previamente.

De ahí, resaltaron que el encéfalo de este gigante es afín al de las aves y los cocodrilos, quienes son descendientes directos de los extintos dinosaurios: forma de “salchcicha”; rodeada por una vasta red de vasos sanguíneos y cámaras vasculares cubiertas por una delgada pared, llamadas senos. El cerebro ocupa poco más de la mitad de la cavidad craneal.

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado

Aunque, este descubrimiento es fundamental, los estudiosos aclaran que es arriesgado sacar conclusiones desde este único fósil, sobre todo en lo referente al tamaño del cerebro y de la inteligencia que pudiesen haber tenido estos animales.

David Norman, organizador de la investigación manifestó:

“Como no podemos ver los lóbulos del cerebro, no podemos decir con certidumbre qué tan grande era el cerebro de este dinosaurio”.

Un gran hallazgo: el cerebro de un dinosaurio fosilizado

“Es muy probable que los dinosaurios tuvieran cerebros más grandes de los que les damos crédito, pero no lo podemos asegurar a partir de este espécimen. Lo que es realmente notable es que las condiciones eran las correctas para permitir la conservación del tejido cerebral; esperemos que este sea el primero de muchos descubrimientos”.

Compartir

Comentarios