Guía del Uso de Relojes en Hombres; por qué usar uno y cómo la Guerra los volvió necesarios

Estilo & Moda 193 Visitas

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno. Ningún elemento de estilo combina la moda y la función como el reloj. Ningún otro accesorio varonil inspira tanta devoción y también interés; no obstante, en tiempos recientes ciertos han pronosticado que el reloj ha llegado a su fin frente a la aparición de los móviles. ¿Es cierto?

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Mas la popularidad de los relojes persiste. Para comprender esto, precisamos comprender la historia de esta máquina de precisión. Apenas en el siglo XIX el reloj se transformó en una pieza de joyería para hombres. Los hombres preferían los relojes de bolsillo. No era una resolución arbitraria, había una razón práctica para esto.

Historia

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Ya antes del siglo veinte, los relojes eran muy frágiles. La humedad, el frío, el calor, el polvo, podían de forma fácil dañar los complicados mecanismos y resortes, haciendo que perdiesen su precisión. Como era más seguro que los hombre estuviesen a la intemperie, tuviesen situaciones militares, de negocios o bien de gobierno, eso hacía preciso que se tuviese que tener más cuidado con el reloj. Con lo que el reloj se sostenía guardado por necesidad.

Del mismo modo que con muchas otras cosas, la guerra mejoró la tecnología y las necesidades fueron otras. Por la guerra, se precisaba que los relojes se empezaran a usar en las muñecas para tener las manos libres. En la batalla, el hombre precisaba sus manos con lo que los soldados comenzaron a improvisar con relojes de bolsillo, poniéndoles correas de cuero para emplearlos en la muñeca.

Los primeros de estos relojes aparecieron entre los soldados ingleses que peleaban en las guerras imperialistas de los Bóeres a fines del siglo XIX. Las correas de cuero tenían una copa para mantener el reloj de bolsillo. En la década de mil ochocientos noventa, ciertas compañías comenzaron a fabricar los brazaletes para los soldados e inclusive los mejoraron, agregándoles una brújula en la correa. Se llamaban relojes de “servicio” o bien de “campaña”.

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Cuando los soldados prosiguieron utilizando sus relojes después de la guerra, los civiles comenzaron a continuar la moda, todavía y cuando los relojes de brazalete solo eran utilizados por las mujeres. Muchas compañías en el siglo XIX comenzaron a crear relojes particularmente para ese propósito.

Virar-Perraux fue la primer compañía en generar en masa los relojes particularmente para hombre, particularmente marineros en la armada imperial alemana. Waterbury Clock Company, ahora Timex comenzó por exactamente las mismas datas a vender relojes de pulsera para hombre. En mil novecientos siete Louis Cartier diseño un reloj para un aviador amigo suyo, un brasileiro Alberto Beatos-Dumont, al que llamó el Beatos.

Mas las ventas no eran buenas. Los hombres proseguían prefiriendo los relojes de bolsillo. Ya antes de la Primera Guerra Mundial, las instrucciones se daban en el campo y conforme lo que los comandantes veían aparte de que se comunicaban con señales de semáforo.

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Mas dado a que las batallas eran mayores y los soldados peleaban en trincheras, ese modo de coordinación no era viable. Conque los relojes comenzaron a ser la herramienta para coordinarse: los oficiales acompasaban sus relojes para hacer sus estrategias.

Muchos soldados británicos proseguían utilizando el improvisado reloj de bolsillo. Mas se hizo preciso mudarlos y las compañías inglesas capitalizaron esa necesidad haciendo relojes de pulsera singulares para los oficiales en las trincheras. Lo llamaron “reloj trinchera”.

Ese reloj no era una pieza de equipo admitida por el gobierno, era el reloj de bolsillo. Si un oficial deseaba uno se lo adquiría con su dinero. A raíz de ello las compañías fabricantes comenzaron a desarrollar más relojes por la competencia.

Esta competencia resultó en una enorme innovación en los relojes de hombre. Numerales fluorescentes, cristales indestructibles entre otras muchas cosas, fueron ciertas mejoras. Se comenzaron a edificar relojes que llevaban la correa de manera directa montada en el reloj. Las unas partes de cerámica que eran comunes en los relojes de bolsillo se sustituyeron por unas partes de metal. Por último las carcazas de los relojes se hicieron más reducidas a fin de que el agua y el polvo no entrasen a los mecanismos.

Como los veteranos de las guerras de los Bóeres, los veteranos de la Primera Guerra retornaron con sus relojes de pulsera imponiendo la moda entre los civiles. Para mil novecientos treinta, más relojes de pulsera que de bolsillo se habían vendido en R. Unido.

La adopción de los relojes de pulsera tardó un tanto más en los EE .UU., mas a mediados de los años veinte las ventas comenzaron a ganar terreno. Si bien después de la Primera Guerra los relojeros comenzaron a fabricar obras de arte para todo género de ocasiones, fueron los soldados quienes impulsaron los cambios más significativos en los relojes.

Porqué usar un reloj

Pocos hombres en nuestros días necesitan su reloj para coordinar su ataque a las líneas enemigas. Ahora un hombre puede comprobar el tiempo presionando un botón de su teléfono, lo que nos lleva a la pregunta: ¿para qué quiere un hombre un reloj?

Es una pregunta justa, las ventas de relojes de pulsera comenzaron a declinar desde el año 2000 en parte por el uso de los smartphones. Mas luego de lograr su punto más bajo en 2009, las ventas empezaron a subir y al parecer mantendrán esa tendencia. Ciertas razones son:

Los relojes con funcionales y convenientes. Cuando aparecieron los móviles inteligentes mucha gente dejó de emplear relojes. Pero después de un año, según lo que parece la gente dejó de hallar cómodo estar sacando el teléfono de la bolsa para ver la hora.

Con un reloj de pulsera solo tienes que voltear a ver tu brazo y tus dos manos están completamente libres. Además de esto no te debes preocupar porque se te termina la pila. Los de cuarzo tiene pila por meses, los automáticos se recargan con el movimiento y los mecánicos sólo precisan un tanto de cuerda.

Además de esto, los relojes de pulsera se ven muy bien. Son una de las piezas de joyería masculina que puede emplearse a diario fácilmente. Cuando se combina bien, un reloj mejora mucho cualquier vestuario.

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Los relojes son señal de estatus y personalidad. Uno de los elementos clave del desarrollo humano es la adaptación a las señales sociales. En vez de solo adherirse a la altura o bien el físico para determinar el estatus, los humanos utilizamos otras cosas como la ropa o bien los accesorios.

Nada le afirma a la gente: “me va muy bien” como un Rolex, por servirnos de un ejemplo. De cualquier forma, un reloj siempre y en todo momento afirma qué género de personalidad y de intereses tienes. Atleta, apasionado al buceo, al automovilismo, al campo, ejecutivo, etcétera

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Si bien apenas tienen un siglo de existencia, los relojes semejan haber llegado para quedarse. Un reloj tradicional bien desarrollado es como un traje hecho a la medida, se va a ver bien siempre y en toda circunstancia. De ahí que los Rolex de sesenta años son todavía más valiosos que de nuevos.

Además de esto son regalos que pasan de generación en generación y toda vez que los empleas te recuerdan a esa persona que hizo tu vida posible.

Guía de los relojes para el hombre y porqué usar uno

Compartir

Comentarios