Conduce 1,400 kms sólo para comprarle a su esposa 15 cubetas de KFC por su aniversario

Amor 179 Visitas

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC. Como sabemos la mayoría de las parejas tienen tradición un poco raras para celebrar sus aniversarios de boda, puede ser ir a comer a su restaurant favorito, regresar a un lugar que tiene un alto valor sentimental o intercambiar regalos en fin.

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

Para Mike y Angela Hovak Johnston, de Yellowknife, su tradición es simplemente cenar en Kentucky Fried Chicken.

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

La tradición de esta pareja por ir a comer el pollo tan esquicito de Kentucky Fried Chicken, comenzó desde la fiesta de su boda en Kugluktuk, Nunavut, en Canadá, hace ya 15 años, ya que este fue el menú del día de su boda. Todo comenzó como un compromiso; una victoria de Ángela sobre su esposo Mike, a cambio de abandonar otra solicitud muy extraña para su boda, claro todo fue muy extraño en sus vidas.

En fin, La idea de Mike de casarse en el concurso de talentos durante el Nattiq Frolics, que se realiza en el carnaval anual de primavera en Kugluktuk.

“Yo pensé que volvería a ganar el primer lugar. Mi esposa , Yo, y claro luego el Juez de Paz subiría y nos casaría”.

El premio del primer lugar, recuerda la pareja, serian un par de boletos de avión, y además toda la comunidad estaría en su matrimonio. Una gran cantidad de personas como asistentes a su boda, y un viaje gratis, sonaba como una situación de ganar, ganar bueno  al menos para Mike. Pero Ángela dijo que no quería un concurso de talentos en su boda. En lugar de eso, como premio de consolación ante la petición de su marido, aceptó que el menú de la boda fuera de pollo, puré de papa y panecillos de KFC. Y desde ese entonces todo comenzó.

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

“Tuvimos que pedir desde Yellowknife, y en ese momento solo podían vender KFC congelado”, comento  Ángela, y recordó, “Mike ordenó 500 piezas de pollo. Todo el mundo que se invitó a la boda estaba más emocionado con el pollo de KFC que por nuestra boda”.

Quince años más tarde, la pareja y sus tres niños, quienes viven ahora en Yellowknife, Canadá, una ciudad prácticamente solitaria en el Noroeste de ese país, y siguen con la tradición del pollo de KFC en su aniversario. Sin embargo, con el cierre del único restaurante de KFC en la ciudad el año pasado, las cosas se complicaron un poco.

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

“Este año fue uno de los más difícil de planificar. Pero mi marido no lo dudó ni un minuto. Y condujo todo el camino para conseguirlo”.

“Durante unas vacaciones en marzo, mi hijo y yo nos levantamos muy temprano una mañana, y conduje 700 kilómetros de ida, para poder comprar 15 cubetas de KFC y conduje 700 kilómetros de vuelta. En un día”.

De acuerdo con Mike, su inusual orden para llevar, hizo que los empleados del KFC en High Level, la ciudad más cercana con un restorán de esta cadena, le dijeron: que puede ser que tome un poco de tiempo preparar la orden, y se pusieron manos a la obra de inmediato ya que no podían dejarlo sin festejar su aniversario con esta tradición.

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

Mike pidió pollo congelado ya que podía dañarse en el viaje, pero la cadena no accedió. Ya que argumentaron que todo es fresco ahí y si quieres pollo congelado debes ir al supermercado, afirmaron.

El costo de esta aventura de acuerdo con Mike, fue de 600 dólares que se gastaron en la gasolina, ya que se recorrió 1,400 kilómetros; además de la compra de 15 cubetas de pollo

Un hombre condujo 1,400 kms para comprar pollo de KFC

Mike afirmo que valió la pena cada centavo que se gastó. Ya que debemos mantener vivas las tradiciones. Si ya tenemos quince años, ¿por qué parar ahora?”, subrayó y por el amor todo es posible.

Compartir

Comentarios