Este hombre logró instalar y ejecutar Windows 95 en su Apple Watch

Noticias 311 Visitas

Un hombre logra instalar Windows 95 en su reloj Apple. Si estás presto a aguardar una hora a fin de que arranque, entonces puedes gozar del placer, un tanto absurdo, de ejecutar Windows noventa y cinco en un reloj de Apple.

El desarrollador de tecnología, Nick Lee, publicó un vídeo en YouTube que muestra de qué manera se ve cuando el sistema operativo está marchando. Es lento, y eso o sea poco… mas indudablemente semeja ser más funcional de lo que esperas.

Un hombre logra instalar Windows 95 en su reloj Apple

Un hombre logra instalar Windows 95 en su reloj Apple

Como apunta Lee en un weblog, las especificaciones del reloj de Apple son muy superiores a las de un computador habitual con Windows noventa y cinco, con lo que tiene sentido que habría de ser capaz de ejecutar el sistema operativo del viejo Microsoft. Lógicamente, hay un buen número de obstáculos que librar primero, incluyendo el hecho de que Apple no da una forma de instalar nuevos sistemas operativos en el reloj y mucho menos aplicaciones que no ha examinado.

Para lograr que Windows noventa y cinco funcionara, Lee debió alterar el software de Apple con “maneras poco ortodoxas”, afirma a The Verge. Eso le dejó, fundamentalmente, meter a Windows noventa y cinco en una aplicación del reloj, que asimismo emula un ambiente a fin de que se ejecute el sistema operativo.

Un hombre logra instalar Windows 95 en su reloj Apple

Lee asimismo debió lidiar con el hecho de que la pantalla del reloj Apple se desactiva cuando no está en empleo. Para hacer en frente de eso, creó un cilindro motorizado que vira continuamente la corona del reloj, lo que impide que “se quede dormido”.

El resultado es lentísimo, mas ¡marcha! Lee afirma que alteró el software del reloj para dejar que Windows noventa y cinco pueda ser usado con un solo dedo, dejando que el ratón se mueva tocando a donde desee que te quieras dirigir.

Por alguna razón, semeja que los desarrolladores no pueden resistirse a tomar juegos tradicionales y aplicaciones y ponerlas en plataformas nuevas, para las que, como es lógico, no fueron diseñadas. Windows noventa y cinco es un buen ejemplo.

Compartir

Comentarios