Hombres que buscan dominar a las mujeres y seguir estereotipos tienen peor salud: estudio

Amor 74 Visitas

Hombres que buscan poder sobre las mujeres: peor salud mental. Los hombres que se ven a sí mismos como playboys y como dominadores de mujeres, son más tendentes a tener una mala salud mental, o bien más estropeada que la de aquellos que prosiguen menos las reglas masculinas tradicionales, apunta un nuevo estudio, publicado en el Journal of Counseling Psychology.

Hombres que buscan poder sobre las mujeres: peor salud mental

Hombres que buscan poder sobre las mujeres: peor salud mental

El estudio muestra asimismo que los hombres que se conforman con las reglas masculinas mayoritarias tienen menos tendencia a buscar ayuda por inconvenientes sicológicos.

Estudiosos de la Universidad de Indiana, condujeron un metanálisis que combina datos publicados anteriormente de otros para identificar inconsistencias. Además examinaron cerca de ochenta estudios con un total de diecinueve mil cuatrocientos cincuenta y tres participantes; todos se enfocan a relaciones entre salud mental y conformidad con las reglas tradicionales de género.

Las reglas tradicionales de género son un conjunto de ideas construidas socialmente, las que les dictan a los hombres y a las mujeres de qué forma portarse. Los estudios incluidos en el metanálisis emplearon escalas en once factores de reglas masculinas.

Los once factores son: ganar, control sensible, tomar peligros, violencia, dominación, comportamiento de conquistador, autoconfianza, primacía de empleo, poder sobre la mujer, desdén por los homosexuales y busca de estatus.

Los estudios miden cuáles de los precedentes están asociadas con salud mental positiva o bien negativa y con la busca de ayuda sicológica. 9 de los factores precedentes se asociaron significativamente con salud mental precaria, en áreas como depresión, ansiedad y bienestar social.

Estudiosos hallaron que la autoconfianza, el continuar el comportamiento de conquistador y el de dominación sobre la mujer, estuvieron continuamente relacionados con una peor salud mental.

Ciertos estudiosos australianos, no implicados en el estudio han advertido que el estudio tiene una aproximación obsoleta al estudio de las reglas de género que falla en indicar las complejidades de la masculinidad, experiencias particulares de hombres de diferentes orientaciones sexuales, y antecedentes culturales y étnicos diferentes.

“Es una idea y forma de examinar a los hombres y su vida que creo que es conflictiva por muchas razones”, afirmó Jo River, estudiosa de salud masculina y prevención del suicidio de la Universidad de la ciudad de Sydney.

“La clave está en que las actitudes de los hombres para las ideas de masculinidad no nos afirman nada sobre las relaciones entre hombres y masculinidades, y de qué manera esto impacta en la salud mental de ciertos hombres, particularmente, de qué forma los hombres de diferentes antecedentes son perjudicados por los hombres que deciden adoptar esas ideas dominantes de masculinidad”.

Mientras, Raewyn Connell, maestra de ciencias sociales y masculinidad de la Universidad de la ciudad de Sydney, afirmó que sería poco prudente sacar conclusiones prácticas de esa investigación, en tanto que relación no implica causalidad.

“La técnica estadística de meta-análisis tiene empleo para ciertos fines, mas siempre y en todo momento añade contrariedades a la interpretación. Meditar que este reporte nos puede decir algo claro y substancial sobre el hombre generalmente es cuestionable”, afirmó Connell.

“Se supone que las escalas de masculinidad, son medidas precisas de la conformidad de las reglas masculinas, basadas en un término muy simple y desactualizado de reglas de rol”.

“Cuando los estudios cuantitativos tienen información sólida sobre lo que la gente hace, son más creíbles. Charlar con los hombres sobre su comportamiento de busca de ayuda puede ser realmente informativo. Mas en este reporte, aun ese comportamiento es tratado con un nivel extremo de abstracción”, afirmó.

No obstante, el maestro asociado de Sociología en la Universidad de Wollongong, Michael Flood, afirmó que muchos estudios que han investigado hombres por un largo periodo de tiempo, hallaron que los que tienen mayor apego a las reglas de la masculinidad toman mayores peligros con su salud y tienen comportamiento de salud mental más pobres que otros hombres.

“Sabemos que elementos clave de la masculinidad tradicional, como el estoicismo, la confianza y la dominación, modelan la salud mental del hombre”, afirmó el maestro asociado Flood.

“Hay patentiza consistente de que cuando los hombres destacan y adoptan esas opiniones, muestran mayor deterioro mental en su salud y son menos tendentes a buscar ayuda cuando su salud física o bien sensible es pobre”.

El maestro asociado Flood, añadió que no todos y cada uno de los rasgos de la masculinidad tradicional tienen una repercusión negativa en la salud del hombre. Afirmó que el énfasis en el ejercicio era positivo la mayor parte de las veces y tiene efectos saludables.

Compartir

Comentarios