El ingeniero de la NASA que inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo multimillonario

Curiosidades 249 Visitas

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario. Lonnie George Johnson nació en mil novecientos cuarenta y nueve, estudió ingeniería y trabajó para el ejército desarrollando mucha tecnología de punta, entre ella está el bombardero Stealth; mas se volvió millonario ideando juguetes, de los que el más renombrado es la pistola de agua Super Soaker.

Tiene en su haber más de ochenta patentes de inventos, mas asimismo ha trabajado en esenciales proyectos de desarrollo en la NASA y en la fuerza aérea de los USA. Con los millones de dólares americanos que ganó por sus inventos creó 2 compañías de desarrollo tecnológico (Excellatron Solid State y Johnson Electro-Mechanical Systems).

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

Mientras que trabajaba en la fuerza aérea, se daba tiempo para sus hobbies, de este modo fue como ideó la pistola de agua. En mil novecientos ochenta y seis consiguió la patente del juguete que llegó a vender doscientos millones de dólares estadounidenses en mil novecientos noventa y uno.

“No me adquirí un yate ni nada de eso. Gasté el dinero en edificar unas instalaciones científicas en las que trabajan unas treinta personas. Siempre y en todo momento me agradó jugar con cosas. Todo comenzó con mi padre. Él me dio mi primera lección de electricidad, explicándome que se precisan 2 cables a fin de que circule la corriente eléctrica, uno a fin de que entren los electrones y el otro a fin de que salgan y me enseñó de qué forma arreglar planchas y lámparas y cosas por el estilo”.

Siempre y en todo momento ha sido un ingenioso inventor, que en secundaria edificó un robot que presentó en la feria. Se llamaba Linex.

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

Merced a ese invento, logró una beca en la fuerza aérea y una entonces para estudiar matemáticas en la Universidad Tuskegee. Acabó la carrera en ingeniería mecánica y se graduó con una maestría en ingeniería nuclear.

Explica que cuando trabajaba en la fuerza aérea, fue convidado a la NASA para investigar un fallo en la Misión Galileo, la nave que fue mandada a estudiar Júpiter.

“Así que en mil novecientos ochenta y dos tenía un trabajo entretenido con todas y cada una esas naves espaciales en Pasadena, California, mas a lo largo de todo ese tiempo proseguí jugando con mis ideas. En ese instante, experimentaba con un nuevo género de sistema de refrigeración que usa agua en vez de los CFCs (clorofluorocarbonos) que destrozaban la capa de ozono.

“Una tarde, edifiqué una boca de manguera y la conecté con el lavatorio del baño, donde hacía ciertos ensayos. Salió un potente chorro de agua a través del lavatorio. ¡Y de ahí saqué la idea de lo amena que sería una pistola de agua que fuera potente! Mas aún debían pasar meses hasta el momento en que empezara a hacer algo con esa idea.”

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

Cuando acabó en la NASA, volvió a casa para trabajar en el proyecto del aeroplano B-dos Stealth. Entonces se puso a fabricar unas partes de la pistola de agua con un torno y una fresadora pequeños, en su casa. Cuando completó la labor, le dio la pistola a su hija Aneka a fin de que jugase con otros pequeños. Ni tan siquiera tenían la menor ocasión contra ella.

“Me la llevé a un picnic de las Fuerzas Aéreas un día y un oficial superior, un mayor, la vio y dijo: ‘¿Qué es eso que tienes ahí, Johnson?’ Y le dije: ‘Es mi pistola de agua, señor’. Y me respondió que tenía un aspecto rarísimo. ‘¿Marcha?’, preguntó. Con lo que me di la vuelta y le disparé justo entre los ojos. Tras lo que el picnic se acabó: todo el planeta comenzó a lanzar vasos de agua, de cerveza.”

Para conseguir vender la pistola debió asociarse con una factoría de juguetes. Después de 7 años de desarrollo, por último salió en venta en mil novecientos noventa.

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

En mil novecientos ochenta y nueve se asoció con una pequeña empresa juguetera, Larami. Que en ese entonces hacía imitaciones de otros juguetes. Pese a que el presidente de la compañía no le dio muchas esperanzas, el inventor fue a su casa y edificó un nuevo modelo de pistola con plexiglás y cilindros PVC. Además de esto tenía otro diseño: en lugar de tener el agua en la pistola, tenía una botella encima.

El diámetro del chorro era de veinticuatro milímetros y podían lograr los doce metros de distancia. Cuando fue a la factoría a presentar su modelo, recuerda que todos se impresionaron cuando la sacó de la maleta y disparó el chorro. En mil novecientos noventa, comenzó su comercialización.

“Al principio no empleamos márketing ni anuncios en la TV, mas igual se vendió bien. Por año siguiente, le cambiamos el nombre a Super Soaker y le dimos un buen empujón en TV. Ese fue el verano que vendimos veinte millones de pistolas y recuerdo estar viendo mi talón de regalías sin podérmelo opinar.

“En mi cabeza, sentía que mi trabajo con pistolas de juguete era seguramente menos perjudicial que el que había hecho con sistemas reales de armamento”.

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

Aparte de haber construido las pistolas de agua, diseñó las pistolas de dardos Nerf, con tecnología afín de aire comprimido. Con este juguete que se vende todo el año, hizo más dinero que con la Super Soaker. Sobre su éxito apunta que:

“A pesar de las cosas que han sido perpetradas sobre mi raza, como sostenernos bajo la esclavitud, entonces prohibirnos la educación y someternos a discriminación a lo largo de un buen tiempo, del mismo modo hemos conseguido el éxito. Solo debemos ser siendo conscientes de lo que somos capaces”.

Inventó la pistola de agua más poderosa y se hizo millonario

Compartir

Comentarios