Jerry Brown: el gobernador de California que enfrenta a Trump y defiende a inmigrantes

Noticias

Jerry Brown: el gobernador que está defendiendo a inmigrantes. El gobernante de California, Jerry Brown, aseveró que está del lado de las personas indocumentadas y contra las acciones del presidente Donald Trump, en un informe de gobierno que se dio estos días. El gobernante destacó, además de esto, que el trabajo de los inmigrantes ha transformado al estado de California en la sexta potencia mundial.

Jerry Brown: el gobernador que está defendiendo a inmigrantes

Jerry Brown: el gobernador que está defendiendo a inmigrantes

Siendo tajante, y concluyentes, Brown destacó, ante legisladores y funcionarios estatales lo siguiente:

“Permítanme ser claro: defenderemos a todos, a cada hombre, mujer y pequeño, quienes han venido acá para tener una vida mejor y han contribuido al bienestar de nuestro estado”.

Este alegato delineó la estrategia de California en oposición a las políticas migratorias, sanitarias y ambientales que ha planteado la nueva administración federal. Desde el gobernante Jerry Brown, hasta la mayor parte de los legisladores y el flamante procurador estatal recién llegado de Washington, Xavier Becerra, expresaron su pretensión de plantarle para al nuevo Presidente.

El mensaje de Brown, que se emite 4 días tras la juramentación de Trump y después de las marchas en las que participaron millones de personas, resaltó que no aguardarán de brazos cruzados a que el nuevo presidente les dicte una agenda política con la amenaza de reducir el flujo de recursos.

Además de esto, agregó que “California no da un paso atrás, ni ahora ni nunca”, mencionando a que el estado no reculará ante cambios de dirección dictados por Washington.

“Mientras nos encaramos a desafíos diferentes, no se equivoquen: el futuro es dudoso y los riesgos abundan. Así sea la amenaza contra nuestro presupuesto, o bien contra los californianos indocumentados, o bien contra nuestro esmero de combatir el cambio climático, o bien aun amenazas más globales, como un colapso financiero o bien un percance nuclear o bien un ataque terrorista, este es un instante que solicita bravura y perseverancia”, expresó el gobernante.

Brown reconoció las evidentes divisiones en todo U.S.A. y afirmó que, si bien absolutamente nadie sabe lo que los nuevos líderes verdaderamente van a hacer, hay señales inquietantes. “hemos visto la valiente aseveración de ‘hechos alternativos’” y, si bien todavía no sabemos que signifique, ya hemos escuchado los ataques que se han hecho para el campo científico.

El gobernante arrancó recordando que “muchos californianos han venido de México y de otros países y han hecho del estado un vibrante faro de esperanza”.

“No tenemos una escultura de la libertad con su inscripción sobre percibir a las masas cansadas…pero tenemos una puerta dorada, el Golden Gate , un espíritu aventurero y un corazón abierto”, afirmó Brown.

Agregó que California defenderá a todos, incluyendo al veintisiete por ciento de su población, prácticamente once millones de personas que nacieron, en lo que el llamó, “una tierra extranjera”.

Bajo el orden de Brown, que comenzó en dos mil once, diferentes leyes se han decretado en favor de los indocumentados, como la AB60, que les da licencias de manejo desde dos mil quince (después de veinte años de que el estado les negó ese documento); el Trust Act, que prohíbe a las agencias del orden compartir información de los migrantes detenidos por delitos menores con las autoridades migratorias; y otras que se oponen a la discriminación en la educación.

De ahí que Trump identifica a California como un estado ‘santuario’ y conminó con reducir la suma que todos los años les manda el gobierno federal. Solo para el campo sanitario, el Estado Dorado recibe 15.000 millones de dólares americanos, con los que subsidia su programa de salud llamado Medi-Cal.

Ahora te dejamos un vídeo con una parte del alegato que el gobernante Brown dio esta mañana:

“Los inmigrantes son parte integral de quiénes somos y han ayudado a crear nuestra prosperidad desde el principio”.

“En tiendo que la ley federal se sobrepone a las estatales y que Washington se hace cargo de política migratoria, mas como estado hemos aprobado medidas protectoras como el Trust Act, las licencias, derechos laborales y acceso a educación superior para indocumentados, y si debemos proteger esas leyes lo haremos”.

El estado marcha realmente bien, y es de los estados que más ayuda ha recibido de programas como el Obamacare, donde cinco millones de personas han recibido seguro de salud y, reconoce, la cancelación de esa ayuda sería muy dañina para California.

Ya antes del alegato de Brown, asimismo charlaron en forma afín el vice gobernante Gavin Newsom candidato a gobernante en dos mil dieciocho y los líderes de las dos cámaras, Anthony Rendón (reunión) y Kevin de León (senado). Pocos minutos ya antes, Brown había jurado al nuevo procurador Xavier Becerra.

No todos en la minoría republicana de la legislatura aplaudieron su alegato. Ciertos, como el asambleista republicano Tom Lackey, del distrito treinta y seis, afirmaron que el alegato de Brown no tocó los temas vitales del estado, y dijo:

“No siento confianza que proseguiremos adelante con temas relevantes para la mayor parte de Californianos, como el alto costo de la residencia, la protección de trabajos para la clase media o bien las tasas de criminalidad al alza, que ni tan siquiera mencionó”.

A varios días de haber tomado la presidencia de los E.U., el presidente Trump ya ha tomado medidas radicales que hacen temer a un ámbito de la población, se espera que los gobiernos que apoyan a los inmigrantes den la cara y asistan a mudar las radicales resoluciones del presidente.

Compartir

Comentarios