Jugador de basquetbol acaba de recibir el mejor regalo de Navidad anticipado

Deporte 120 Visitas

Jugador de basquetbol recibe regalo de Navidad anticipado. Matt Farrell, el centro campista del equipo Notre Dame, recibió una inopinada pero enternecedora sorpresa en la mitad de la cancha de juego: Bo, su hermano, quien había estado en servicio militar en Afganistán, se presentó en la cancha una vez que el equipo de Notre Dame, salió victorioso esta semana; una asamblea que se daría hasta febrero próximo, Matt se llevó la sorpresa de su vida tras 7 meses sin verse.

Jugador de basquetbol recibe regalo de Navidad anticipado

Jugador de basquetbol recibe regalo de Navidad anticipado

El teniente Bo Farrell, se hallaba de servicio en Afganistán desde mayo, y trabajó en conjunto con los miembros del equipo de Notre Dame para darle esta sorpresa a su hermano. ¿El sitio? Exactamente la misma cancha, tras el juego contra el equipo Colgate, donde el equipo de Farrell venció 77-62.

Matt Farrell, anotó trece puntos y 7 asistencias para la victoria. Inmediatamente después del juego, Bo apareció en las pantallas del Jumbotron para decirle a su hermano lo orgulloso que estaba de él y de todo cuanto había conseguido y quererle una feliz Navidad.

Jugador de basquetbol recibe regalo de Navidad anticipado

En ese instante, el vídeo se detuvo y Bo en persona entró a la cancha.

Matt no pudo contener su emoción y soltó en lloro al verlo y escucharlo puesto que, además de esto, la asamblea estaba pensada hasta febrero del próximo año. Su familia estuvo presente.

Jugador de basquetbol recibe regalo de Navidad anticipado

Estos hermanos, quienes asimismo son mejores amigos, no se habían visto desde hace 7 meses, así que corrieron el uno al otro y se unieron en un enorme y enternecedor abrazo, mientras que la audiencia limpiaba sus lágrimas.

Jugador de basquetbol recibe regalo de Navidad anticipado

Los acontecimientos deportivos se prestan para esta clase de asambleas de sorpresa, más pocas veces son protagonizadas por los atletas.

Esta vez fue diferente y fue un enorme instante, indudablemente.

Compartir

Comentarios