La emotiva historia de Stallone y su perro Butkus, por quien se le ocurrió la idea de ‘Rocky’

Curiosidades

Butkus, el perro que Stallone tuvo que vender para comer… Sylvester Stallone, mejor conocido como Rocky, Rambo o bien “Sly”, se sostiene muy activo en redes sociales compartiendo imágenes de su familia, y últimamente publicó emotivas imágenes al rememorar a su gran amigo a quien le tenía singular aprecio: su can Butkus.

Butkus, el perro que Stallone tuvo que vender para comer

Butkus, el perro que Stallone tuvo que vender para comer

Cuando Sylvester, apenas comenzaba su carrera, tenía un mejor amigo y confidente: Butkus. En las imágenes que publicó, explica la historia de la relación con su can.

Con apetito y muchas faltas, los dos compartían techo; por último, fue gracias a su mascota, su compañero inseparable, que pudo redactar Rocky.

La situación de “Sly” era tan precaria que con todo el dolor de su corazón debió vender a Butkus por cuarenta dólares americanos para lograr conseguir algo de comida.

Tiempo después, cuando pudo vender el guion de “Rocky”, adquirió nuevamente a su viejo amigo, solo que ya no le costó cuarenta dólares, sino más bien quince mil; no obstante “valía cada centavo”.

En la imagen de arriba, Stallone escribe:

“Recién hallé esta. Es interesante en mi evolución personal con perros… este soy yo con mi increíble canino BUTKUS, en la ciudad de Nueva York, muchos años antes que Rocky fuera una idea en mi cabeza. Absolutamente quebrado y evidentemente pobremente vestido y algo hambriento, haciendo nuestras cosas en la “calle”… Mas desde ese momento he sido triunfante y muy bendecido, ¡de alguna forma extraño esas travesías magníficas por las mañanas con mi amigo de 4 patas! Literalmente pasamos veinticuatro horas al día juntos, inseparables; se podría decir que eramos los mejores amigos. Lo amaba, y probablemente jamás hallaré un can como el otra vez”.

“Absolutamente amo imágenes como esta. Cuando tenía veintiséis, totalmente en quiebra, yendo a ningún lado, mas MUY rapido, solo tenía unos pantalones que apenas me quedaban, zapatos con orificios y sueños de lograr el éxito que se veían tan lejos como el sol… mas tenía a mi cánino BUTKUS, mi mejor amigo y cómplice, quien siempre y en todo momento se reía de mis chistes y me ponía de buen humor. Era el ser vivo que me quería por lo que era”.

“1971… en tanto que estamos en el tema del mejor amigo del hombre, este soy yo y Butkus de cachorro, los dos éramos delgados, estábamos hambrientos y vivíamos en un departamento arriba de una parada del metro. Acostumbraba a decir que ese departamento tenía agua y cucarachas; de cualquier forma no había mucho que hacer, salvo pasar el tiempo uno con el otro. Fue entonces cuando aprendí a redactar guiones. En tanto que jamás salía, pasaba todo el día con él, y en verdad fue su idea escribir Rocky, mas no le cuenten a nadie… Años después, cuando las cosas se pusieron peor, lo debí vender por cuarenta dólares frente a un siete-Eleven, por el hecho de que no podía adquirir comida. Entonces, como un milagro moderno, el guion de Rocky se vendió y pude adquirirlo de nuevo; mas el dueño, que sabía que estaba agobiado, me lo vendió en quince mil dólares… Él calidad cada centavo”.

Cierto tiempo antes de Rocky:

Compartir

Comentarios