Según estudio, la mejor hora para comenzar a trabajar es a las 4 de la mañana; ¿se atreven?

Desarrollo Personal 137 Visitas

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!. Si tu hora de entrada al trabajo es a las siete de la mañana y te semeja la peor de las condenas, una vez que leas esto te marchas a atemorizar todavía más, si bien quizás te persuadas de que quizá no es tan mala idea empezar la jornada de trabajo lo más temprano posible, digamos… ¡a las cuatro de la mañana!

Ya hay un buen número de personas cuyo despertador suena en plena madrugada, lo que es el anuncio de que su horario de trabajo está por comenzar: esto, son ruidos, puesto que prácticamente absolutamente nadie está despierto a esa hora, con lo que es realmente difícil que se distraigan con el Whatsapp o bien alguna notificación de Fb. De esta forma, afirman, aumentan su productividad y tienen más tiempo para otras actividades.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

Filipe Castro, que es directivo de marketing de Prodsmart, se quejaba de que cada vez tenía menos tiempo para él, puesto que el horario de trabajo lo absorbía; protesta que probablemente es compartida por millones de personas en el planeta.

Decidió ponerse un reto: levantarse a las 4:30 am a lo largo de veintiuno días, siguiendo el ejemplo de otros esenciales empresarios, como Howard Schultz, directivo de Starbucks. La finalidad de este reto, afirmó Castro: “no era para trabajar más horas, sino más bien para trabajar mejor”… y semeja que funcionó…

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

“Descubrí que desde ese momento, hasta las 7 de la mañana, no hay distracciones, tal y como si nada ocurriera en el planeta. Eso me ayuda a concentrarme más y a ser más productivo; en esas horas resuelvo una gran parte del trabajo del día”.

Tras 2 horas o bien un tanto más trabajando, se dedica a hacer ejercicio, y retorna a la oficina a las diez de la mañana, mas ya con una gran parte de sus compromisos y agenda resueltos para el resto del día.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

Este procedimiento de trabajo ya tiene múltiples años en USA, y ha ido creciendo; en verdad, ya hay una buena cantidad de literatura a este respecto, mediante manuales de de qué forma se debe aplicar estos horarios, y naturalmente, existen personas que se dedican a charlar y también incorporar el sistema.

Todos estos nuevos guías del horario, como escuelas expertas en este tema (sí, las hay), coinciden en que las primeras 2 horas que una persona está en su trabajo, son las más productivas. Por lo regular, en un centro laboral, pudiésemos decir que este rango sería de las nueve a las once de la mañana. Mas si esas horas productivas se llevan a un instante en que no hay distracciones y en las que se reduce, como afirma Dan Ariely, catedrático de Sociología y Economía conductual en la Universidad de Duke, la sensación de estar apartado, los resultados son de mayor productividad.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

Conforme Dan Ariely siempre y en todo momento hemos tenido la creencia de que somos más productivos a lo largo de la noche, con lo que la tendencia siempre y en toda circunstancia es quedarse “trabajando hasta tarde”, mas no esto genera mayor productividad, a la inversa, pues produce mayor cansancio.

Para conseguir mayor productividad no es preciso acabar la jornada de trabajo muy tarde, sino más bien comenzarla muy temprano, para aprovechar las ventajas que solo la madrugada te puede dar: el silencio y la carencia de distractores.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

Berto Pena es directivo de ThinkWasabi y estaba habituado a prolongar sus jornadas laborales hasta altas horas de la noche, hasta el momento en que comenzó a mudar su horario de trabajo, después de leer a David Allen, quien se ha transformado en un líder de estas rutinas de trabajo que comienzan en la madrugada:

“La proseguí a lo largo de años y me dio resultado. Ahora no me levanto a las cuatro, prosigo mis hábitos y procedimiento, pues hay un instante para cada cosa y las necesidades cambian.

“Cuando la mayor parte de la gente se incorpora al trabajo, prácticamente he cubierto la mitad de mi jornada. El día se aprovecha más, por el hecho de que no faltan horas, lo que falta es organización”.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

Josh Davis, estudioso del Instituto NeuroLeadership efectuó una investigación, y en sus resultados reafirmó las ventajas de comenzar la jornada de trabajo temprano, y además de esto, apunta que la hora precisa para levantarse son las 4 de la mañana…

Evidentemente cada cual va a hacer las adecuaciones precisas a este horario, por poner un ejemplo, Víctor Martín, asesor de Young Media, dice: “Primero medito una hora. Conecto conmigo y hago visualizaciones. Sé que suena un tanto a fraile, mas para mi nivel de concentración es esencial. Después ya conecto con el planeta y comienzo a trabajar. Es una cosa que hace poco a poco más gente”.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

Víctor aplicó una de las “dietas del sueño” de Uberman, algo sosegado, que se trata de dormir 4 horas y media a lo largo de la noche y llenar el día con 2 siestas de veinte minutos a lo largo del día. “Había que ser realmente aprensivo, debían ser precisamente esos minutos o bien todo se iba al garete. Y eso que era la menos rigurosa de estas dietas; creo que poca gente logra mantenerse”. Para poder habituarse a esta clase de “dietas”, viene un periodo de aclimatación, que muchos líderes ponen en veintiuno días, como es tradicional, mas para Víctor ese periodo se extiende a lo largo de sesenta y seis días.

“He debido reeducar a quienes me rodean laboralmente a fin de que me contacten cuando puedo ser contactado, pues las llamadas de teléfono son ladrones de tiempo brutales”, manifiesta Víctor.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

El secreto, comenta, es acostarse temprano, si bien esto no implica abandonar a otras cosas, puesto que afirma que el desempeño es genial si se duerme seis o bien seis horas y media al día, en vez de las ocho que siempre y en todo momento nos han dicho, con lo que no hay por qué razón abandonar a la vida social.

Si bien reconoce, estas no son reglas universales, puesto que depende asimismo de las condiciones laborales:

“En trabajos como el mío, con más flexibilidad, es más fácil. Y eso no todos lo tienen. Mas asimismo es verdad que todo el planeta puede procurar levantarse ya antes, que es una cosa que muchos ni procuran y tiene muchos beneficios”.

La mejor hora para empezar a trabajar ¡son las 4 am!

“No es que seamos más productivos a las cuatro de la mañana, es que el ambiente en sí lo es”, afirma Dan Ariely, con lo que tampoco se deben tomar estos horarios como una varita para transformar en una persona productiva a alguien.

Se trata de forma hábitos que te lleven a lograr metas, y que estés presto a sacrificar algo, como en un caso así, sacrificar unas horas de sueño por un mayor desempeño laboral y más tiempo libre…

¿Qué afirmas?

Compartir

Comentarios