La niña de ‘El laberinto del fauno’ ya tiene 22 años y ahora sí es toda una princesa

Cine

La niña de El laberinto del fauno ahora es una princesa. Un planeta de fantasía y una trama por demás interesante transformaron a la película El laberinto del fauno en una de las permitidas de una generación.

Dirigida por Guillermo del Toro, se estrenó en dos mil seis y recibió grandes críticas. Su protagonista, Ivana Baquero, tenía entonces doce años y asimismo fue una revelación por su genial actuación en este filme de drama y fantasía.

La niña de El laberinto del fauno ahora es una princesa

La niña de El laberinto del fauno ahora es una princesa

Pero ya han pasado once años y esta linda pequeña ahora tiene veintidós años; justo como en la película ¡se transformó en una princesa!

 

Con solo doce años consiguió un premio Goya, el más prestigiado de su natal España, como la Mejor Revelación, siendo la más joven en ganarlo.

 

Nació en Barcelona, y ha actuado desde los ocho años, primero en pequeños papeles y ciertas apariciones en TV, hasta el momento en que, de un conjunto de cerca de mil jóvenes, fue escogida como Ofelia, protagonista de El laberinto del fauno.

 

Después de su gran éxito, siguió trabajando, y en dos mil nueve comenzó en Hollywood con un papel en The new daughter, al lado de Kevin Costner.

 

Ha estado en doce películas, la más reciente, Diablo tus ojos, de dos mil dieciseis, como en tres series para la T.V.

 

Hoy día protagoniza la serie Las crónicas de Shannara, donde, claro, interpreta a una princesa elfa.

Esta serie es para TNT, en E.U., grabada en N. Zelanda.

 

Es uno de los pocos casos en que una estrella infantil no se queda solo con ese instante de fama, sino ha seguido trabajando poco a poco más duro para sostenerse en el difícil planeta del cine, sin precisar escándalos.

 

Parece que ha resuelto bastante bien el laberinto del éxito, para no quedar atrapada en él, y con su papel de Eretria en la serie busca afianzarse en el espectáculo.

 

Todo parece que va bien para Ivana, si bien hay una mala noticia: el Fauno aún se la quiere comer…

Compartir

Comentarios