5 Razones Científicas que demuestran que las mujeres no quieren al Chico Bueno

Amor 356 Visitas

5 Razones Científicas que demuestran que las mujeres no quieren al Chico Bueno. Por lo regular, escuchamos a las chicas decir que desean un hombre sensible, que sepa expresar sus conmuevas y en el que se pueda confiar para cosas íntimas. No obstante, conforme las propias chicas, cuando llega un hombre de estos a sus vidas, prefieren al “chico malo”, el que es narcisista, abstraído en sí y evita un acercamiento más íntimo, con salvedad del sexo, tal y como si se tratase de una enfermedad infecciosa.

las mujeres no quieren al Chico Bueno

5 Razones Científicas que demuestran que las mujeres no quieren al Chico Bueno

Esta situación, como se puede ver, produce una paradoja. Estas son las cinco razones científicas por las que una mujer no desea al Muchacho Bueno:

1. Hay una “Paradoja del Chico Bueno”

En 2 estudios señalados en “Roles Sexuales, Diario de Investigación”, se explora “la paradoja del buen chico”. El estereotipo del chaval agradable responde a que las mujeres de forma frecuente afirman que desean un buen tipo, un hombre que sea dulce, afable y sensible, y no obstante, cuando lo hallan, rechazan a este hombre, por otro de “características sobresalientes” como un cuerpo escultural o bien una personalidad ultrafuerte.

Los dos estudios hallaron que las cualidades de los “buenos” son más deseables para las relaciones a largo plazo; al tiempo que el atrayente físico predominó en concepto de relaciones sexuales:

“El ser buena persona es el factor más sobresaliente cuando se procuran relaciones más serias, al tiempo que el atrayente físico semeja ser lo más esencial en concepto de relaciones íntimas casuales”.

Una investigación en la Revista de Sexo y Terapia de Matrimonios, estudió este fenómeno en mujeres universitarias y su percepción del estereotipo del “buen chico”:

“Más de la mitad de las mujeres apuntaron que los chicos buenos tienen menos parejas sexuales; no obstante, más de la mitad asimismo reportaron una preferencia por un tipo agradable sobre un muchacho malo para tener una cita”.

Como hipótesis, las mujeres que apuntaron un menor énfasis en la relevancia de las relaciones íntimas, y que tienen un menor número de parejas sexuales, tuvieron menos aceptación de los hombres que tenían relaciones íntimas con muchas, y seguramente escogerían a un muchacho bueno como pareja.

Con lo que tratándose de sexo, las mujeres se inclinan más cara las candentes y apasionadas cualidades que se le atribuyen al chaval malo o bien macho alfa; mas tratándose de relaciones de pareja seras, las mujeres afirman estimar un buen muchacho.

A las chicas les agrada tener a alguien cerca a fin de que puedan sus expresar sentimientos, mas las mujeres asimismo son criaturas sexuales, con lo que cuando el instante se presta, desean a un tipo que las lleve a la cama.

Esto quiere decir que pese a que las chicas pretendan tener relaciones serias con los buenos, acaban yendo con el individuo que no es bueno para ellas. En última instancia, es el sexo el que conduce a la mujer a los brazos de un patán.

2. Simplemente, no aprenden la lección

Una investigación efectuado por estudiosos de Hartpury College, en Inglaterra, con ciento cuarenta y seis mujeres británicas, de entre dieciocho y veinticuatro años, halló que aun las mujeres más experimentadas en citas aun tendían a caer con hombres de extensas cualidades narcisistas.

El macho narcisista no es buena pareja, mas aun las mujeres con experiencia no se dan cuenta de esto. Estas mujeres, aun con frecuencia acaban casadas con narcisistas. En un trágico giro del destino, estos patanes ahora están criando patanes. Triste… Las pruebas están confirmadas y son verdaderas: las mujeres frecuentemente persiguen a estos hombres basura, pese a la cantidad de veces que les han roto el corazón.

3. Les encanta el peligro

Escogen patanes debido al factor de riesgo que representan los chicos que son fuertes y presumidos. Saben que están mal para ellas, que jamás las tratan de la forma en que creemos que merecemos ser tratadas, y en vez de correr por las colinas, brincan cara el abismo.

4. “Los chicos buenos son aburridos”

Ninguna mujer desea estar con un hombre que no sabe de qué forma hacerse servir por sí solo. Deseemos aceptarlo o bien no, desean emoción en sus relaciones. Desean un hombre poderoso y beligerante. Esto puede ser lo más bien difícil de aceptar, sobre todo para una mujer fuerte, independiente, mas es cierto.

Las mujeres no desean estar con alguien que siempre y en toda circunstancia es un mar en calma y el cielo despejado; anhelan desafíos incesantes en todo cuanto hacen. Tratándose de amor, escogen al tipo que satisface ese deseo de aventura. El buen tipo puede parecer realmente bien en el papel, mas resulta hastiado en la vida real.

5. Buscan un proyecto

A las mujeres les agrada “arreglar los hombres”. Un chaval bueno no precisa que lo domestiquen, es ya sólido interiormente. Él no es intenso o bien severo. Con frecuencia, las mujeres afirman que los rasgos anárquicos de personalidad no son lo que buscan en un novio. Mas sí lo son. Basta con mirar la historia. En el momento en que una mujer se encara a un muchacho malo, se halla de manera automática con el reto de apaciguarlo (cautivarlo).

Su vanidad es al unísono intoxicante y hace enfurecer, con lo que si la mujer lo puede traer a la tierra, sería el enorme logro final.

Compartir

Comentarios