Le dio dinero a un vagabundo y lo siguió́ a ver como lo gastaba

Curiosidades 351 Visitas

Le dio dinero a un vagabundo y lo siguió́ a ver como lo gastaba. No hay mucha gente que de dinero a los vagabundos. Muchos tienen la creencia que si das dinero a un vagabundo, se lo gastará en drogas y otras cosas que no le ayudarán a salir de ese agujero. Entonces, un chico decidió hacer un experimento social, y le dio a un vagabundo 100 dólares. Después le siguió, para ver qué es lo que hacía con ese dinero.

Le dio dinero a un vagabundo y lo siguió́ a ver como lo gastaba

Existe en Internet un montón de experimentos sociales de ese tipo, en el que una persona generosa da dinero a un mendigo, a un vendedor pobre, o algo así. Pero en este vídeo se ve más allá, y podemos comprobar qué es lo que hace este vagabundo, con el dinero que recibe.

 La gratitud con la que recibe los cien dólares ya podría hacernos llorar, porque le pregunta al chico si está seguro de dárselo. Por supuesto, el chico dice que sí, que el dinero ahora es suyo, y podemos ver cómo el mendigo dice que podría echarse a llorar y le da un abrazo, mientras sigue sin creérselo.

 ¿Qué crees que hará con el dinero que ha recibido? Después de esto, el chico que le da el dinero, le sigue sin que le vea. En un primer momento entra en un supermercado, que también es una licorería. Y sale cargado con un par de bolsas, además de la suya. Se ve entonces cómo anda un par de manzanas, hasta llegar a un parque, donde hay varios grupos de mendigos, en los que se incluyen niños, y empieza a darles comida.

 El chico que le ha dado el dinero y le ha seguido, decide volver a hablar con él. Y le pide disculpas, porque cuando entró en la licorería pensó que iba a emborracharse. Entonces le da otros cien dólares más, porque realmente le llegó al corazón que hiciera esa buena obra. El  vagabundo cuenta cómo algunas personas llegan a esa situación por las circunstancias, no porque sean débiles, sino porque un divorcio o una enfermedad te llevan a otra cosa, y a otra, hasta que de repente, te encuentras en la calle.

 Este tipo de situaciones dan mucho que pensar, y nos damos cuenta de que no debemos juzgar por las apariencias.

Le dio dinero a un vagabundo y lo siguió́ a ver como lo gastaba

Compartir

Comentarios