Los “Hombres Cachorro” existen, tienen vida de animales, sirven a sus amos y es lo más extraño del mundo

Curiosidades 186 Visitas

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura. Si piensas que lo has visto todo en esta vida, es posible que desees ver el documental The Secret Life Of The Human Pups. Que significa La vida secreta de los cachorros humanos.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

El nuevo e irrepetible documental sobre el juego cachorro, el acto de vestirse y llevar una doble vida como un verdadero perro, es un nuevo foco de atención sobre una subcultura que, de acuerdo con los mismos cachorros humanos, está lista para ser un mainstream.

Si bien es fácil reírse de un hombre adulto que se viste de látex y mastica juguetes para perros, imagina al ver a otros miembros asumiendo una vida como estos animales.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

El documental es simplemente una mirada comprensiva al mundo de los cachorros humanos, un movimiento que surgió de la comunidad BDSM, término creado que abarca prácticas y fantasías eróticas como bondage y disciplina, dominación, sadismo y masoquismo en fin, y en los últimos 15 años ha explotado su popularidad. Internet fue el puente más fácil para llegar a la gente con ideas afines.

Los cachorros humanos tienden a ser hombres homosexuales que disfrutan mucho vestirse de cuero. Llevan capuchas para parecerse a un perro, y además disfrutan de vivir en manada, les encanta los masajes y cosquilleo en el estómago, comen en platos para perro, mastican juguetes, y a menudo sostienen una relación con sus manipuladores humanos, aunque no siempre, sexual.

Así que echa un vistazo del tráiler del documental que fue proyectado en la televisión de Londres:

En el documental se observa al técnico de sonido de cine Tom Peters, conocido como AKA Spot, cuyo compromiso con su novia terminó debido al juego de cachorro, participar en las competiciones Mr. Puppy, de Europa en Antwerp, una mezcla de concurso de belleza, concurso de talentos y Crufts.

Y además vive como perro y señala que ser un humano cachorro es algo más que llena su alma.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

Además se observa a David, conocido como AKA Bootbrus, quien habla a la cámara con una máscara de perro de piel puesta; y dos cachorros caminando por Londres pretendiendo orinar en postes de luz para dar a conocer su identidad; y un montón de hombres saltando de place, ladrando y moviendo sus colas mecánicas.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

Tom afirmo que:

“Con esto no debes preocuparte por el dinero o alimentos, o el trabajo. Es sólo la oportunidad de disfrutar de la compañía del otro en un nivel muy simple de la vida”.

Mientras que el juego cachorro no es un fenómeno nuevo, anteriormente sólo existía en su mayoría a puerta cerrada, en salas de chat, en casa o en clubes privados. El documental, recientemente emitido, dejó a varias personas un poco confundidas.

El descubrimiento de Tom del juego del perrito se produjo gradualmente. Él sabía que le gustaba dormir con un collar, tenía un fetichismo por la ropa ceñida en especial las lycra, caucho, incluso pantalones cortos de ciclista, luego vino un traje dálmata zentai que encontró en eBay, hasta que finalmente, un hombre en un club se acercó a él y le dijo: Oh, bien, eres un cachorro. Esto lo llevó a una ruptura con su novia y a sostener una relación homosexual con su nuevo controlador, Colin y claro a llevar su nueva vida de perro.

“Yo no diría que fue el catalizador, pero esto fue la gota que derramó el vaso. Entonces tuve ese momento de pánico debido a que un cachorro sin collar es un perro callejero; que no tienen a nadie que cuide de él. Me puse a charlar en línea con Colin, le comente de mi inquietud y se ofreció a cuidar de mí. Es algo triste decirlo, pero no es amor del corazón que siento por Colin, pero tengo una persona que está ahí para mí y estoy feliz con eso”.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

Para David, un escritor que trabaja en el ámbito académico, el juego del perrito es un escape del mundo analítico. Es algo totalmente no verbal, dice. Es pre racional, pre consciente. Es un espacio instintivo, emocional. Pero dentro de cada cachorro hay una persona. Esto es parte de mi identidad, pero es sólo una parte. También soy un vegetariano, toco el piano; Tengo un loro. Estoy plantando tomates en mi asignación de esta mañana. Puedo pasar meses sin entrar en el espacio cachorro.

Además el psiquiatra Carl Jung, argumentó que nuestra mente consciente contiene intuición, emociones, sensaciones y arquetipos de pensamiento.

¿Simplemente son la clase de hombres que buscan el juego del perrito para explorar su ser intuitivo? Absolutamente. Hay una inmensa cantidad de placer de brincar alrededor en un club con los juguetes ruidosos porque estás haciendo reír a la gente, porque estás siendo un pequeño perrito lindo. La escena gay puede ser muy grave, miedo y retraer, pero si vas en una pequeña capucha del perrito, con orejas y lengua, te ves lindo. Se te permite estar atado alrededor y ser entusiasta, travieso y agradable.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

Si lo vemos como un pliegue, una identidad, una reacción a una experiencia temprana, una forma de escapismo o un fetiche, lo más importante, dice Tom, es que así se ve en absoluto; sabemos que está ahí y lo aceptamos. Se siente como podría ser homosexuales, heterosexuales, bisexuales, trans y ser aceptado, dice.

“Todo lo que quiero es que la comunidad cachorro sea aceptada de la misma manera. No estamos tratando de causar dolor al público o causar dolor a las relaciones. Somos  exactamente igual que cualquier otra persona en la calle”.

Saber y aceptar que el juego cachorro existe puede ser un gran paso para los espectadores; por otro lado, la mayor parte de sus miembros podrían empezar a entender cómo se ve su afición desde el exterior, aunque insisten en que se trata de una forma más de escapismo y alejarse de las presiones de la vida, que una desviación sexual o fetiche a pesar de todo ese cuero que utilizan.

Los cachorros humanos rompen Internet con su rareza pura

Compartir

Comentarios