Un hombre se pelea con su esposa y se toma 25 Caguamas en un bar para el mal de amores… Muere

Curiosidades 158 Visitas

Muere luego una decepción y de tomarse 25 caguamas. Es común que se pretenda ahogar las penas, y más cuando son de amor, tomando alcohol; mas esto puede tener consecuencias severas. No solamente se corre el peligro de tomar el teléfono y redactar o bien decir una serie de estupideces de las que te puedas arrepentir; tampoco es solo el peligro de ir a casa de tu amada en la madrugada plenamente ebrio y armar un escándalo…

Hay un peligro real de morir… y desafortunadamente acá te traemos el ejemplo de que esto no es una mentira: un hombre despechado entró a un bar en México, donde tomó veinticinco cervezas de tamaño familiar, que en México son conocidas como “caguamas”. Cada “caguama” contiene prácticamente 2 litros de cerveza, conque este hombre se tomó cerca de treinta litros de cerveza, lo que lo llevó a la muerte…

Muere luego una decepción y de tomarse 25 caguamas

Muere luego una decepción y de tomarse 25 caguamas

Alfonsino Zapata Rodríguez llegó a un bar de Aculco, Estado de México, donde consumió en pocas horas esa enorme cantidad de cerveza, puesto que se hallaba triste, después de una discusión con su esposa, con lo que creyó que un buen antídoto sería ahogar sus penas en alcohol.

Conforme manifestó el mesero del sitio, estuvo pidiendo una “caguama” tras otra, y las tomaba en cuestión de minutos, lo que le causó una severa intoxicación por alcohol.

Muere luego una decepción y de tomarse 25 caguamas

Al instante de cerrar el establecimiento, todos y cada uno de los clientes del servicio empezaron a salir, menos Alfonsino, con lo que los empleados creyeron que se había quedado dormido debido a la horrible borrachera que se puso; no obstante, no despertaba.

Ante esto, llamaron a los paramédicos quienes dieron cuenta de la intoxicación tan severa que había sufrido y también notificaron que no estaba dormido, sino más bien muerto…

Muere luego una decepción y de tomarse 25 caguamas

Las defraudes cariñosas pueden ser horribles, mas la solución no es el alcohol y menos en tan grandes proporciones…

Compartir

Comentarios