En 18 años, ella durmió con 10,000 hombres para descubrir qué es ‘lo que quieren’

Amor

Mujer duerme con 10,000 hombres para descubrir qué es lo que quieren. ¡Quién no ha escuchado infatigablemente a las mujeres decir que no comprenden a los hombres?, que no hay forma de adivinar lo que piensan y blah, blah. Todas y cada una lo afirman, pero absolutamente nadie hace algo al respecto, hasta el momento en que llegó esta mujer vengadora, quien afirma que ha descubierto lo que los hombres desean, tras haber dormido con más de diez mil.

Mujer duerme con 10,000 hombres para descubrir qué es lo que quieren

Mujer duerme con 10,000 hombres para descubrir qué es lo que quieren

Evidentemente esta extrabajadora sexual se refiere a lo que busca un hombre en la intimidad, con lo que cree conocer el secreto relacionado a lo que el hombre promedio piensa. Su nombre es Gwyneth, tiene treinta y nueve años y empezó su carrera a los 23 años una vez que la violasen grupalmente y ese acontencimiento cambió por siempre el curso de su vida.

Ahora retirada, no se arrepiente de los doce años que estuvo en el negocio; es autora de un libro que, espera, pueda ayudar a las mujeres a progresar sus relaciones con el sexo opuesto.

Para iniciar, conforme a esta mujer, los hombres no solo piensan en sexo y cosas morbosas, hay más. Esto afirmó en una entrevista:

“A muchos de ellos no les interesa todo este sexo duro y morboso. Es solo un pequeño porcentaje de la población. Estuve en la industria por doce años, eso es un buen tiempo. Pero en todos esos años no me encontré con muchos hombres que tuviesen fantasías enfermas. La mayor parte solo busca sexo normal”.

A como muchas mujeres pensarían, no todos y cada uno de los hombres son obsesos sexuales y eso resulta algo bien interesante, quizás de esta forma dejen de generalizar.

Ella sigue diciendo que estos hombres que pagan por sexo no solo procuran esa gratificación instantánea y placer físico, desean una emoción psicológica:

“Es más que solo sexo. Siempre y en todo momento hay una motivación psicológica, no solamente la emergencia física. Muchos de mis clientes del servicio pagaban por una hora y un tanto más y claro que iban por el sexo, pero otra gran parte de mi trabajo es solo conversar”.

Y para finalizar, considera que los hombres solo desean sentirse masculinos y dominantes en una relación y en la cama, con lo que añade:

“Ese hombre se siente capado en su relación, desea sentirse masculino de nuevo. Ellos necesitan valorar a su hombría. La hombría es fundamental para el hombre. Asimismo hay un conjunto de hombres que siente placer al supervisar a una mujer”.

Está claro que esta es una alucinante visión del funcionamiento de la industria del sexo y de lo que los hombres como clientes del servicio verdaderamente desean.

Quizás alguien desee tomar notas al respecto…

Compartir

Comentarios