Hace 8 años le pidió una foto a Phelps y hoy le gana el Oro en su ultima prueba

Curiosidades 350 Visitas

“A nadie le gusta perder, pero estoy orgulloso de Jo”- Phelps. La fotografía de Joseph Schooling, el bañista de Singapur que le dio su primer medalla en la historia a su país, con el ídolo a quien venció, Michael Phelps, se ha vuelto viral en el Internet. Phelps por su parte ha dicho que si bien “a absolutamente nadie le agrada perder”, se siente orgulloso de Schooling.

"A nadie le gusta perder, pero estoy orgulloso de Jo"- Phelps

“A nadie le gusta perder, pero estoy orgulloso de Jo”- Phelps

Al final de los 10o metros de mariposa en la final de la especialidad, Joseph Schooling le quitó la medalla de oro a su ídolo de la niñez, Michael Phelps. 50.39 segundos bastaron a fin de que después de una vida de adiestramiento, le diese su primera medalla a Singapur, rompiendo el récord olímpico.

Por su proeza, el gobierno de su país lo premiará con un millón de dólares estadounidenses de su país, transformándose en el atleta que va a ser mejor retribuido en estas olimpiadas.

El asimismo legendario Chad le Clos de Suráfrica le respiraba en el cuello a Schooling, quien consiguió el oro al final. A sus veintiuno años de edad, venció a las leyendas de la especialidad: el vencedor defensor y ahora historia de leyenda olímpica Michael Phelps, al 5 veces medallista Laszlo Cseh de Hungría y el vencedor mundial reinante, le Clos.

La fotografía que se volvió viral fue tomada ya antes de las olimpiadas de dos mil ocho cuando Schooling tenía trece años. El New York Times tituló la nota: “Alguien (tiene por nombre Joseph Schooling) por último le ganó a Michael Phelps”, señala el enorme dolor que ocasionó.

Al quitarle la medalla de oro, Schooling le negó a Phelps la posibilidad de llevarse todos y cada uno de los acontecimientos individuales en Río dos mil dieciseis. Phelps dijo:

“A absolutamente nadie le agrada perder, mas estoy orgulloso de Jo. Es más veloz de lo que era hace 4 años, me quito el sombrero ante él”.

"A nadie le gusta perder, pero estoy orgulloso de Jo"- Phelps

El veterano que ha anunciado que van a ser sus últimos juegos olímpicos, semeja conmovido con el nuevo talento:

“Lo que pueda lograr depende de él. Estoy muy conmovido por ver qué tan veloz puede ir. Creo que va a ser apasionante ver a alguien romper los cincuenta segundos. Lo vi nadar el pasado verano en el torneo del planeta. La pelota está en su cancha. Va a ser tan grande como pueda soñar”, afirmó.

Schooling comenzó a los diecisiete años en los olímpicos en la ciudad de Londres. En ese entonces, Phelps se aproximó a Schooling y le dirigió unas palabras después de los doscientos metros mariposa en que tuvo un mal tiempo, puesto que diez minutos ya antes Schooling se había enterado de que su equipo no cumplía las regulaciones olímpicas.

“Iba caminando tras Phelps después de mi competencia y cuando volteó a verme y me preguntó ‘¿qué sucede?’ Le afirmé lo que había pasado y me abrazó y me dijo: ‘eres muy joven, aún tienes un largo camino. Es una experiencia de aprendizaje con lo que mantén tu cabeza en alto y sigue’”, narra Schooling.

"A nadie le gusta perder, pero estoy orgulloso de Jo"- Phelps

En la emoción de ganar a su ídolo de la niñez, Schooling dijo:

“Es un honor y privilegio tener la ocasión de competir en la final de las olimpiadas al lado de grandes nombres como Michael, Chad, Laszlo, tipos que le han alterado la cara a este deporte, tipos que han ganado el mayor número de medallas en la historia de las olimpiadas”.

"A nadie le gusta perder, pero estoy orgulloso de Jo"- Phelps

Compartir

Comentarios