Pasa al lado oscuro este es el Turbo 750-HP ’69 Camaro, el chico malo de los Camaros

Autos

Nunca el negro se sintió tan negro: Turbo 750-HP ’69 Camaro. En la vida existen automóviles, y el setecientos cincuenta-HP ’69 Camaro, el muchacho malo de los autos de mucho lujo. Pura fuerza sobre 4 ruedas, una restauración del modelo original que si bien es un cliché en el planeta de los restauradores de automóviles, ahora tiene una versión terminante.

Nunca el negro se sintió tan negro: Turbo 750-HP '69 Camaro

Nunca el negro se sintió tan negro: Turbo 750-HP ’69 Camaro

Es una obra de arte, restaurada en su totalidad por Timeless Kustoms, una compañía automovilística californiana que agregó al tradicional Chevy Camaro, un toque de poder en forma de turbocompresores con setecientos cincuenta caballos de fuerza.

Para prosperar la estética y la aerodinámica, Timeless ha optado por afilar los raíles de goteo y seleccionar un parachoques que estuviese más ajustado al cuerpo del vehículo.

Y como toque final, se ha optado por una pintura de grafito espumoso color negra, estilo BMW, que le da este Cámaro toda la rudeza que precisa para dominar las calles.

En el interior se ha optado por un diseño de Marquez Design, con medidores automáticos y equivalentes para rastrear todas y cada una de las funciones del camino.

Cuenta con un volante Sparco, y la tapicería está hecha en una pieza de bayeta, con amortiguadores de sonido accu-mat.

Sin ningún género de dudas, el Cámaro sesenta y nueve es el modelo preferido para los restauradores, pero esta versión turbo, es la mezcla perfecta entre velocidad, estilo, actitud y mucha fuerza.

Compartir

Comentarios