Papá Alfa transforma los juguetes de sus hijos en vehículos al más puro estilo de Mad Max

Autos

Padre transforma autos de sus hijos al estilo de ‘Mad Max’. Según parece muchos padres tienden a proyectar en sus hijos los deseos reprimidos de su niñez, y cada cual lo hace a su forma. Ciertos les adquieren los juguetes que jamás pudieron tener, otros los llevan de viaje a aquellos lugares a los que sus padres no pudieron llevarlos y otros recrean autos de la película Mad Max; bueno no todos, solo este papá que empleó los autos de juguete de sus hijos para convertirlos de una forma muy creativa.

Padre transforma autos de sus hijos al estilo de 'Mad Max'

Padre transforma autos de sus hijos al estilo de ‘Mad Max’

Mira el ingenio de este señor en estas catorce imágenes:

Ian Pfaff y Emily de Glendale California, son padres de Ben Junior de dos años y Benji de cinco meses de edad.

Ian, decidió que los pequeños autos no eran suficientemente buenos para sus hijos.

Para edificar los automóviles usó diferentes cosas, como: piezas de computadoras viejas y de una máquina de expresso.

Cualquiera puede decir que hizo un buen trabajo.

Y se pulió con todos esos detalles

Aun el volante haría que Mel Gibson se sintiese orgulloso.

La madre de los pequeños, Emily, asimismo contribuyó donando una vieja bomba de leche que Ian transformó en cilindros de escape.

Aun hizo una taza para chocolate caliente, con exactamente la misma temática

Y las vestiduras no pudieron faltar.

Este es un dueto con el que no desearás meterte.

Ian afirmó que Junior nació un día antes que se estrenara en cines Mad Max: Fury Road, con lo que debió perderse el estreno. Por lo menos fue por una buena razón.

“Benji es demasiado joven para saber qué está pasando”, afirmó Ian. De todas formas debe tener cuando menos alguna idea de lo increíble que se ve en su nuevo auto.

Ian afirma que esto es solo el inicio y añadió:

“Tengo más cajas llenas de basura y estoy listo para edificar una flota”.

Estarían realmente bien que hiciesen otra película y pusiesen estos autos en escena ¿no crees?

Compartir

Comentarios