Papá alfa: de un solo tiro derriba un dron que estaba espiando a su hija… lo arrestan

Curiosidades 270 Visitas

Papá alfa derrumbó un drone que espiaba a su hija. Conozcan a William Merideth, padre ejemplar, lomo plateado, derrumba drones de un solo tiro. Este hombre, de 47 años de edad, fue arrestado después de que tumbó de un tiro un dron que espiaba a su hija mientras tomaba el sol en su piscina.

Papá alfa derrumbó un drone que espiaba a su hija

Papá alfa derrumbó un drone que espiaba a su hija

Así, sin más, cuando Merideth notó que el dron llevaba un tiempo sobrevolando la zona justo donde la chica de 16 años de edad se encontraba, sacó un rifle y disparó al cielo, justo a la máquina voladora que cayó en su jardín. Así lo relató Merideth:

“El domingo por la tarde mis hijas se encontraban en el patio trasero. Entraron a la casa diciendo papá, hay un dron allá afuera, volando sobre nuestro patio y el de los vecinos”.

Papá alfa derrumbó un drone que espiaba a su hija

El padre dice que él también lo había notado, así que fue por su arma:

“En cuestión de minutos cambiaba de mi patio al de los vecinos, así que nos hice un favor y le disparé a esa cosa. No disparé al camino, ni a mis vecinos, le disparé directo al dron”.

De acuerdo a los reportes oficiales, el dueño del dron llegó poco después con un grupo de amigos.

Papá alfa derrumbó un drone que espiaba a su hija

Cuatro hombres se acercaron a él y le preguntaron si era el hijo de p%$ que tiró su dron. Papá respondió:

“Si soy yo, ¿algún problema?”, contestó mientras sostenía su rifle. “Y si cruzan hacia mi casa, habrá otro tiroteo”. Inteligentemente, los hombres se alejaron, solo para llamar a la policía, quien arrestó al señor Merideth.

Posteriormente fue acusado de malicia criminal de primer grado y peligro de muerte en primer grado. Sin embargo, papá ejemplar no se arrepiente de sus actos.

“Cuando estás en tu propiedad, con cerca de seguridad y todo, es porque quieres privacidad”.

El tipo del dron no ha dado la cara y niega que su aparato estuviera en la propiedad de los Merideths, todo un cobarde.

Compartir

Comentarios