Se portaba mal en clase y su papá lo amenazó con ir y sentarte a su lado: lo cumplió

Entretenimiento

Papá se sienta junto a su hijo en clases para darle una lección. Nuestros padres siempre y en todo momento procuran lo mejor para nosotros, aun si eso significa dejarnos en el total ridículo. Pero quizás es porque creen que si no nos comportamos terminaremos en la cárcel, o bien algo similar.

Un padre agobiado por supervisar a su hijo, quien es un muchacho conflictivo, inventó una forma ingeniosa de asegurarse que su maleducado retoño prestase atención a lo largo de la clase de física: fue a la escuela con él y se sentó a su lado.

Papá se sienta junto a su hijo en clases para darle una lección

Papá se sienta junto a su hijo en clases para darle una lección

Los padres de Brad Howard, de diecisiete años, recibían incesantes llamadas telefónicas por parte de la escuela para informarles que su hijo se portaba mal a lo largo de la clase de física, en el primer módulo de la mañana.

Con lo que agotado de las protestas, el padre de Brad le dio un ultimátum: si recibía una llamada más sobre su comportamiento, entonces le haría una visita especial a lo largo de la escuela, y se cercioraría de que lo recordase.

“Papá le afirmó a Brad que si recibíamos otra protesta de su profesor de física iría a sentarse a clases con él. Recibimos una llamada el día de ayer, de este modo que… este es papá en la mañana”.

Inevitablemente, Brad no pudo evitarlo y la familia recibió otra llamada, asi que el viernes por la mañana su papá se dirigió al salón, algo que sorprendió a Brad, puesto que el chico siempre y en todo momento creyó que todo se trataba de una broma y no una amenaza real.

Brad explicó: “ni siquiera me di cuenta de él, hasta tras haber dicho hola a mis amigos, pero estaba sorprendido”. Y mientras que el chico estaba mortificado por la aparición de su papá, sus amigos amaron la visita pues gozaron viéndolo retorcerse de vergüenza.

La hermana de Brad, Molli, publicó en Twitter una fotografía que prueba que su papá verdaderamente asistió a la clase, y describió lo siguiente:

“Mi padre le afirmó a mi hermano que si recibía otra llamada del maestro de física quejándose iría a sentarse a su lado en clase”.

Como es natural la gente en Twitter halló la situación desopilante, y ciertos hasta simpatizaron con Brad, aduciendo que sus padres les habían aplicado una reprensión igual.

“Mis padres me amenazaban con esto todo el tiempo”

“Mi mamá hizo esto en 4to grado y estaba aterrado”

“¡Excelente! esto es criar bien a tus hijos”

Si bien el maestro debió dar las gracias esta visita, puesto que suponemos que fue la única forma de supervisar al chico, el padre afirmó que no volverá a cuidar de su hijo de este modo, así que espera que haya aprendido la lección.

Compartir

Comentarios