Perrita logra llegar al hospital para despedirse de su dueño… poco antes de ser desconectado

Animales 214 Visitas

Perrita va al hospital a despedirse de su dueño en coma. Ryan Jessen, de treinta y tres años, quien en apariencia era un joven saludable en California, empezó a sentir fuertes dolores de cabeza; y pensando que se trataba de jaqueca, asistió al centro de salud a fin de que le recetase algo que le mitigase el dolor.

Perrita va al hospital a despedirse de su dueño en coma

Perrita va al hospital a despedirse de su dueño en coma

Más no se trataba de un simple dolor de cabeza: tenía una hemorragia cerebral ventricular, con lo que ingresó de urgencia. No obstante, el estado de Ryan empeoró, como cuenta su hermana Michelle, hasta entrar en estado de coma.

Lamentablemente el diagnóstico de los médicos fue fatal. Ryan ya no despertaría nunca, y solo se le estaría extendiendo la vida de forma artificial.

Con lo que la familia decidió lo ineludible, no sin ya antes transformar a Ryan en donador de órganos y solicitar un permiso singular al hospital: dejarles que Mollie, la venerada perra boxer de Ryan, pudiese entrar a despedirse de su amigo.

Michelle estuvo notificando continuamente por medio de su cuenta de Facebook sobre los sucesos, y asimismo dando ciertas advertencias:

“Él creyó que padecía de jaqueca, más al parecer se trataba de una hemorragia cerebral ventricular. Piensan que fue provocada por la presión arterial alta, y existen varias especulaciones de que el excesivo consumo de bebidas energéticas puede haber sido uno de los factores para que esto le haya sucedido”.

Entonces el centro de salud lo autorizó, se efectuó el emocionante encuentro de Ryan y Mollie su perrita…

“Además el centro de salud hizo la cosa más dulce por nosotros, y nos dejó llevar a la perra de mi hermano a fin de que se despidiese de él; de esta forma podría saber por qué razón su humano jamás volvería a casa. Si conocieron a mi hermano, saben que verdaderamente amaba a esta dulce perra”.

El padre le afirma a Ryan, que ahí está Molly y que se despida de ella…

Después de las despedidas, se tomó la decisión: desconectar a Ryan y dejarle que muriera…

Asimismo mediante la cuenta de Facebook, Michelle dio a conocer que el corazón de Ryan fue donado a un joven de diecisiete años, quien ahora va a tener la posibilidad de vivir.

“Me encantaría que Ryan supiese la diferencia que su corazón va a hacer en el cuerpo de ese jovencito”

Después de dar las gracias a quienes han ido siguiendo esta historia mediante su cuenta de Facebook, Michelle mandó un mensaje para quienes estaban preocupados por el futuro de la perrita:

“No se preocupen por la perra, la vamos a cuidar. Ella es una parte de la familia, y como tal la cuidaremos”

Compartir

Comentarios