Bruno, el perro que camina 6 kilómetros para saludar a todo un pueblo

Animales 170 Visitas

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo. Bruno, es el adorable perro anciano que vive por varios años en el poblado de Longville, Minnesota, y en todo este tiempo se ha convertido en una celebridad local, y claro como no quererlo si es todo un amor. Pero lo más sorprendente de todo esto es que él tiene el alma libre y no le gusta estar en un solo lugar, así que camina 6 kilómetros todos los días y solo para saludar a los habitantes del pueblo.

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

Tiene 12 años de edad en canino, y le encanta vagabundear

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

Cuando era un cachorro su dueño era Larry Lavalle

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

Claro que de pequeño tenía un dueño pero Bruno, no se conformó en quedarse en un solo lugar, y simplemente decidió ir a vagar por el lugar y hacer nuevos amigos.

Por 10 años diariamente recorre 6 kilómetros

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

El solo va al pueblo con la única intención de saludar a todos sus amigos del pueblo. Y en la carretera 84, es donde inicia su travesía hasta el pueblo. Y a el no le importa que tan lejos sea con tal de estar rodeado por las personas que lo quieren.

Llega a todas las tiendas del pueblo y pide comida

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

Su recorrido de este tiempo ha logrado que Bruno, forme parte del pueblo y que todas las personas que habitan ahí lo conozcan y obviamente lo quieran como si fuera uno de los suyos.

Todos lo quieren tanto que le construyeron una estatua

Perro camina diario 6 kilómetros para saludar a un pueblo

Se dejó querer tanto, que le hicieron una estatua y que esta ubicada en la calle principal de Longville. La estatua fue construida el año pasado, ya que esta mascotita se ha convertido en una leyenda viva. Bruno, es el perro embajador oficial del pueblo.

Todos en el pueblo le dan de comer, lo cuidan, lo acarician, él es simplemente parte de todos, y todos son parte de él. Sin embargo, a medida que el can se encuentra envejeciendo, sus recorridos se han vuelto cada vez menos frecuentes, y hay veces que solo se queda en casa a descansar.

Pero aún le quedan a Bruno, aventuras qué dar, y nos seguirá acompañando por algún tiempo.

Así que mira a continuación la fabulosa historia del querido Bruno.

Compartir

Comentarios