Musculoso Pitbull es adoptado; entra de puntitas a su nueva casa para no despertar al gato

Animales

Pitbull abandonado camina de puntitas junto al gato para no molestarlo. Uno creería que por su reputación intimidante, los pitbull son los reyes del hogar… más quizá debas replantear esa idea cuando veas este gracioso vídeo de un pitbull pasando de puntitas a la vera de un gato para no incomodarlo.

Pitbull abandonado camina de puntitas junto al gato para no molestarlo

Pitbull abandonado camina de puntitas junto al gato para no molestarlo

Según lo que parece el gato es el jefe, y es temperamental, razón por la que el cánino, llamado Redd, desea pasar inadvertido y no causar una riña.

Redd se encuentra viviendo en una casa de acogida temporal, después de ser salvado por la organización Pounds Hounds Res-Q, en la ciudad de Nueva York, que ayudan a perros abandonados a encontrar un hogar.

El gracioso vídeo fue grabado por su familia adoptiva, quienes tienen como mascota a un gato, que resultó ser el jefe del hogar. En el vídeo vemos como la persona que graba llama a Redd a fin de que vaya al otro cuarto; un camino pequeñísimo, realmente.

Quizá para el canino, el camino es eterno, puesto que vemos que empieza a pasear silenciosamente por el corredor, con toda la musculatura de un can alfa, mas atemorizado como un cachorro. Inmediatamente no sabemos por qué razón Redd está tan inquieto, pero vemos como controla sus pasos para hacer el menor estruendo posible.

Lo vemos pasar en frente de una puerta, y justo cuando está ahí, se detiene múltiples veces para asegurarse que no ha hecho estruendos alguno, mientras que su humano lo incita a seguir.

Conforme a quien subió el vídeo a la página de Pounds Hounds Res-Q, el gato de la familia vive tras esa puerta, y Redd está absolutamente siendo consciente de ello, de ahí que parece estar preocupado.

Si bien el dueño afirma que no ha habido enfrentamiento entre estos 2, Redd no desea exponerse. El vídeo concluye con el pitbull mirando la puerta con temor cada vez que da un paso, hasta llegar a con sus dueños adoptivos.

Los dueños temporales afirman que nunca han visto a un can pasear en puntitas, es algo rarísimo y tierno, con lo que no se explican cómo es que Redd no logre ser adoptado de forma permanente.

Quien lo afirmaría, un cánino tan grande y fuerte le teme a un gato, si bien de vez en cuando los felinos son el mismísimo diablo.

Compartir

Comentarios