La obvia razón por la que el huevo del ‘Kinder Sorpresa’ es amarillo… tu cabeza explotará

Humor

Razón por la que la cápsula del Kinder Sorpresa es amarilla. Bueno, hay una buenísima y obvia razón por la que las cápsulas en los huevos de Kinder son de color amarillo, y que seguramente jamás habíamos considerado. Los Kinder Sorpresa han sido una buena gominola a lo largo de generaciones (si bien en países como E.U. están prohibidos), mas esa envoltura exterior de chocolate oculta un enorme secreto.

Razón por la que la cápsula del Kinder Sorpresa es amarilla

Razón por la que la cápsula del Kinder Sorpresa es amarilla

Según parece, en nuestro huevo preferido de 2 tonalidades de chocolate se halla una cápsula amarilla, y todo esto no ha sido escogido al azar solo a fin de que luzca bonito. Resulta que es más huevo de lo que todos pensábamos.

La revelación que rompía las cabezas de todos brotó en Mumsnet, donde los usuarios comentan las cosas de la vida adulta que les ha costado trabajo soportar.
Estaban charlando respecto “momentos de la bombilla” (Referencia al brillo de ideas), los huevos kinder aparecieron en la plática de todos y de pronto todo cambió. Ahora las cosas tienen el sentido que ya antes no tenían…

La razón es sorprendentemente simple, pero secreta para el tono de la cascara y la cápsula, todo se debe a que verdaderamente parezca un huevo.

Una mamá desató el caos cuando compartió su revelación sobre el conocido chocolate, que además de esto alentó a otros usuarios. Ella escribió:

“La cápsula en los huevos kinder es amarilla pues su significado corresponde a la yema de huevo. Lo descubrí hace un par de días y… explotó mi mente”.

Este género de declaraciones podría cambiar por completo nuestras vidas y todo en lo que creíamos…

Un usuario añadió:

“Esto es GRANDE …”

Y otro juerguista comentó:

“La yema de huevo Kinder es una revelación, ¡gracias!. !Los muebles en mi cabeza ahora tienen más tapicería!”

Creo que ahora nuestras vidas no van a ser igual. Lo mejor es que supimos esto ahora que somos mayores, si hubiese sido de pequeño creo que no me hubiese agradado mucho comerme esos huevos.

¡Patraña! Jamás me fatigaré de descubrir los juguetes que vienen dentro. ¡Ojala y no sea un pollo!

Compartir

Comentarios