Reglas para el uso de la tv en niños

Curiosidades 319 Visitas

Reglas para el uso de la tv en niños. Hay que establecer límites en cuanto al tiempo y programas que deben ver los niños. Es necesario definir el tiempo de los niños y distribuirlo para que ellos jueguen, lean, se dediquen al estudio y realicen actividades extracurriculares. Cuando los niños ven tv en exceso tienden a tener relaciones pobres con su entorno, la tv en abundancia produce adormecimiento en sus habilidades.

Reglas para el uso de la tv en niños

Reglas para el uso de la tv en niños

¿Por qué se debe supervisar el uso de la tv?

Hay que supervisar lo que ven los niños en la tv, ya que el niño se ve proyectado en el interior de los programas. Los niños se hacen prematuramente adolescentes y los adolescentes en adultos. Además de que la mayoría de los contenidos de los programas que reproducen, no poseen transferencia cultural y eso es peligroso.

Los medios de comunicación invierten mucho dinero en publicidad, pero se olvidan de invertir en los contenidos. Los padres no deben olvidar que ellos son los responsables de la educación de sus hijos no los canales de tv. Un niño puede permanecer horas viendo el mismo canal y los padres generalmente no sabe ni de qué trata y si este lo entiende. Los hijos se convierten en receptores pasivos y crean un mapa de no vida. Como consecuencia les originaran lo que se conoce como flojera mental y una pasividad enfermiza  para su desarrollo.

Hay que hacer campaña para obligar a los medios a que produzcan programas inteligentes que se adapten a la edad y etapas de desarrollo. Que sean programas que ayuden a fomentar la creatividad ayudándolos a que ellos vivan su experiencia de ser niños. Se tiene que ejercer presión para que los gobiernos formulen leyes que obliguen a los medios televisivos, a crear programas que se adapten a la edad del televidente, mejorando los contenidos, creando programas que sean originalmente culturales de las zonas o país, donde serán transmitidos.

La exageración de la violencia y la sexualidad de los programas transmitidos en los horarios de los niños, producen la descalificación en las relaciones entre padres e hijos; los maltratos físicos, la violencia verbal y la distorsión en los valores son actitudes que destruyen a la familia. Se sabe que detrás de todo esto existen grandes intereses económicos, el consumismo excesivo que se trata de implantar en la sociedad produce un gran daño en los hogares. Antes se culpaba a las ideologías, al comunismo, al capitalismo. El consumismo es la peor ideología vigente, se invade a las personas con un exceso de propagandas y comerciales inducen a comprar.

Reglas para los padres

  • Nunca dejar que los niños vean programas donde se descalifiquen a otros, en muchos de ellos se presentan maltratos a las mujeres, a niños, a homosexuales y ancianos.
  • Prohibir los programas que proyectan valores negativos que irrespetan al ser humano.
  • Existen programas donde se exponen parte de la anatomía de la mujer como que si lo único valedero de ella sea eso.
  • Para muchos adolescentes existen programas que se convierten en postgrados para el crimen y la adolescencia. Una cosa es que conozcan la violencia para que sepan cómo defenderse si se enfrentan a ella, que enseñarles a ejercerla.
  • No colocar la tv en las habitaciones porque aísla la familia y no se puede controlar lo que ellos ven. Ponerla en la sala.
  • Establecer un horario para la televisión.
  • No verla hasta altas horas de la noche. Recordar que es necesario que los niños descansen 9 horas mínimo.
  • Ver la televisión con reunida la familia, motivar a los niños a interesarse en los programas que ven sus hermanos y padres, para que puedan compartir temas de conversación.
  • Bloquear los canales de adultos en la televisión.

Si se pusiera en una balanza lo que ha aportado la tv tanto lo bueno como lo malo, se vería que ha sido muy poco lo bueno y mucho lo malo que ha contribuido a los seres humanos. Por ellos los padres deben establecer reglas para el uso de la tv en los niños.

Compartir

Comentarios