Remedios caseros para el dolor de muela

Salud 216 Visitas

Remedios caseros para el dolor de muela. El dolor de muela se presenta en todas las edades y es uno de esos malestares que no queremos sentir nunca, dado que generalmente es bastante intenso.

Debes saber que es muy importante que prestes atención y controles tu boca, debido a que un dolor de muela puede ser un indicio de otro padecimiento.

Claramente lo mejor en estos casos es concurrir al médico, pero muchas veces no tenemos tiempo, o simplemente el especialista que nos atiende habitualmente no puede hacerlo, en este caso, deberás tratar de aliviar el dolor hasta que te puedas atender. Por ello  a continuación veras algunos remedios naturales para aliviar el dolor de muela.

Remedios caseros para el dolor de muela

Remedios caseros para el dolor de muela

Veamos porque se produce el dolor de muela.

El factor más común por el cual te puede doler una muela son las caries cuando están en un nivel avanzado y logran llegar al nervio. Si sabes que es una caries, debes acudir cuanto antes a un especialista para que te repare el diente afectado, si no lo haces esa caries va a avanzar y puede que pierdas el diente, además de que el dolor también aumentará, aunque claramente puedes aliviar el dolor con los remedios naturales que vamos a mostrar a continuación. Aunque hay otras causas, como puede ser un absceso en una muela, sinusitis, algún elemento como una corona o una pieza dental con grietas, también puede ser que tengas un alimento entre los dientes lo cual causa dolor en muchos casos, debido a que este ejerce presión entre los dientes y de esa forma inflama la zona.

Algunos remedios naturales que te pueden ayudar a disminuir el dolor de muela.

El perejil tiene múltiples propiedades  y una de ellas ayuda a aliviar el dolor de muela. Lo único que debes hacer es tomar un poco de perejil y masticarlo durante algunos minutos, varias veces al día, esto aliviará el dolor,

Otro remedio efectivo es el ajo. Es sabido que el ajo tiene propiedades antiinflamatorias y antibióticas. Puedes aplicar un trozo de ajo sobre la zona afecta, esto desinflamara la zona.

El té negro contiene ácido tánico, el cual actúa como analgésico. Es conveniente que uses una bolsita de té mojada en agua caliente, pero debes dejar que la bolsa tome temperatura ambiente para que no te duela al apoyarla sobre la zona afectada.

Sal. La sal es un potente antiséptico. Realiza gárgaras con una infusión de sal en medio vaso de agua. Con ello lograrás calmar el dolor y además combatir una posible infección.

Los remedios anteriores son realmente efectivos para calmar el dolor, pero recuerda que solo son paliativos y debes acudir a un especialista para dar una solución definitiva a tu problema.

Compartir

Comentarios