Niño admirador de Deadpool muere de cáncer; y Ryan Reynolds le escribe esta emotiva Carta

Entretenimiento 184 Visitas

Ryan Reynolds se despide de niño admirador de Deadpool. Si bien Deadpool es conocido por ser un anti-héroe, este año Ryan Reynolds visitó a múltiples pequeños con cáncer, entre ellos el ahora fallecido Connor Mcgrath, a quien el actor conoció en una visita a un centro de salud en Canadá a través de la fundación Make-A-Wish. Connor, de entonces trece años, pudo conocer a su héroe.

Tras el primer encuentro, Reynolds lo prosiguió visitando e inclusive lo había ido a ver unas semanas atrás.

Exactamente en Deadpool, Reynolds da vida a un matón que padece cáncer y que recibe un tratamiento experimental que le da superpoderes y la inmortalidad.

Ryan Reynolds se despide de niño admirador de Deadpool

Ryan Reynolds se despide de niño admirador de Deadpool

Por este motivo, la nueva de la muerte de este pequeño varón que luchaba contra el cáncer, ocurrida estos días, afectó de forma profunda al actor. Y como desahogo, escribió una carta que entonces publicó en Fb, con la que consiguió conmover a millones de personas. Una carta que acá les dejamos:

“Durante 3 años seguidos, mi amigo Connor McGrath pateó al cáncer… No estoy seguro de cómo… quizás el cáncer le hizo trampa… mas la lucha llegó a su fin hace 2 noches.

Ni en mis sueños más salvajes puedo imaginar lo duro que es esto para sus progenitores, Kim y Gerald, al lado de su gran familia en Terranova. Connor tenía trece años. Era inteligente. Era ameno. No ameno ‘para ser un niño’, o bien entretenido ‘para ser una persona que lucha contra algo horrible’. Era tajantemente entretenido. Tenía… eso. Eso que ves en los grandes artistas o bien escritores de comedia. Un don de palabra y de observación con el que la gente sencillamente tiene la fortuna de nacer.

Se fue demasiado pronto y eso es algo imposible de admitir. Connor fue un enorme amigo, un enorme hijo y una luz para la gente que tuvo la fortuna de conocerlo. Mientras que golpeaba al cáncer, hacía reír a todos. Incluyendo a todo el personal que cuidó de él en el Centro de salud Infantil Edmonton’s Stollery.

Fue la Fundación Make a wish la que nos unió. No puedo agradecérselo lo bastante. De verdad. Gracias. Por este deseo, Connor fue la primera persona que vio Deadpool. Viajé hasta Edmontono, Alberta, para sorprenderlo con un primer corte de la película. Todavía había mucho por mejorar, gracietas que no funcionaban (ni marchan aún) y pantallas en verde. A Connor no pareció importarle. Y jamás me sentí más agraciado de ser Wade Wilson. (Ya antes de lanzarse a mi cuello por enseñar a un chaval de trece años una película con lenguaje adulto, deben saber que este pequeño conocía más malas palabras que un chef británico.

Volví a Edmonton hace 6 semanas y me agradaría poder decir que las cosas mejoraban. Tras mi visita, no sabía si decía “adiós” o bien “hasta luego”. Ahora, acá sentado, me percato de que eran las dos cosas. Estoy agradecido por haber estado en el planeta de Connor a lo largo de un breve tiempo. Agradecido por las páginas y páginas de mensajes desternillantes entre nosotros. Agradecido a sus progenitores por dejar a Connor pasar tiempo con un pequeño deslenguado en el cuerpo de un hombre de treinta y nueve años.

Llamaba a Connor ‘Bubba’. Y me llamaba a mí ‘Bubba 2’. Nos conocimos por el hecho de que le encantaba Deadpool, mas en cierta forma ERA Deadpool. O bien, cuando menos, todo cuanto Deadpool aspira a ser: dolor equilibrado, bravura, amor y un sórdido sentido del humor, todo en uno. Me encantaría que hubiese podido quedarse considerablemente más tiempo.

Si desean hacer un óbolo a la Fundación Make a Wish, puedo prácticamente asegurar que su dinero va a ir a un buen sitio. Es gente heroica. Punto y aparte.

Mis más profundas condolencias y agradecimientos a Kim, Gerald y a todo el clan McGrath, que tanto amaba a este pequeño. Y, afortunadamente, Connor lo sabía.

Nos vemos por ahí, Bubba…”

Ryan Reynolds se despide de niño admirador de Deadpool

Asimismo Ryan agradeció a la fundación por haberlos unido. Esta fundación es una organización no rentable que organiza experiencias descritas como “deseos” a pequeños con condiciones médicas terminales.

Indudablemente al actor llegó el sentimiento de todo planeta. ¡Un auténtico héroe en la vida real!

Ryan Reynolds se despide de niño admirador de Deadpool

Compartir

Comentarios