Dejó de lado su religión por un momento: se quitó su turbante en público y salvó a un niño

Desarrollo Personal 151 Visitas

Salvó a un niño y ahora recibió una gran sorpresa. Harman Singh, es un estudiante sikh de veintidós años, que se quitó el turbante para asistir a un pequeño que sangraba después de un accidente. gracias a su valiente y humanitaria acción, una televisora de N. Zelanda decidió premiar su proeza.

Salvó a un niño y ahora recibió una gran sorpresa

Salvó a un niño y ahora recibió una gran sorpresa

En la fotografía aparece utilizando su tocado para acunar la cabeza de Daejon Pahia, de seis años, una vez que fue golpeado por un vehículo. Harman es ahora un héroe alrededor del planeta.

Utilizar turbante es obligatorio para los hombres sikh, puesto que representa espiritualidad, honor y piedad. No ha de ser removido públicamente, mas Singh, de forma desinteresada, hizo a un lado las reglas de su religión para salvar la vida de este pequeño.

Salvó a un niño y ahora recibió una gran sorpresa

La historia se volvió viral y un fenómeno mundial, con lo que una televisora de N. Zelanda fue a su casa a entrevistarlo. Muchos espectadores expresaron su inquietud cuando apreciaron que Singh vivía de forma muy modesta: su casa apenas tenía muebles y dormía en un colchon en el piso.

Con lo que, poco después, la televisora retornó para darle una enorme sorpresa.

Salvó a un niño y ahora recibió una gran sorpresa

El equipo lo contactó para una segunda entrevista sobre de qué manera llevaba la fama, mas seguía siendo modesto con respecto a sus acciones. Y a media entrevista, un camión lleno de muebles llegó a su hogar…

La estación y un negocio de muebles trabajaron en conjunto para asombrar a Harman, como un regalo por su acto benevolente. Él se hallaba apabullado por tal regalo que soltó el lloro. El comunicador, así como el equipo de grabación, lloró junto a él. Puedes ver el vídeo en el próximo enlace:

Salvó a un niño y ahora recibió una gran sorpresa

Este caballero no merecía menos.

Compartir

Comentarios