La historia de Manny Pacquiao: su papá se comió a su perro y la ira lo volvió el mejor

Curiosidades 264 Visitas

Se comió a su perro: la triste historia de Manny Pacquiao. Manny Pacquiao, es un hombre poderosísimo. Tiene una fuerza y agilidad increíble con la que ha noqueado a treinta y ocho contrincantes. Su gran fortuna asciende a más de trescientos treinta millones de dólares estadounidenses. Tiene muchos fieles seguidores, y todo eso en parte se lo debe a que su padre se comió a su can.

Se comió a su perro: la triste historia de Manny Pacquiao

Se comió a su perro: la triste historia de Manny Pacquiao

Emmanuel Dapidran Pacquiao, nació el diecisiete de diciembre de mil novecientos setenta y ocho, en una choza de paja en la pobre urbe agrícola filipina de Kibawe. Mas ahora es el hombre más popular de Filipinas, y asimismo un respetado miembro del Congreso.

Su padre era un granjero que a menudo partía de casa para cosechar cocos. Su madre vendía cacahuates y ocultaba las pocas ganancias para tener un sustento que ofrecerle a él y sus 6 hermanos.

“No había centro de salud, farmacia, médico o bien enfermera a una distancia razonable de donde vivía mi familia”, escribió en su autobiografía de dos mil diez. “Éramos pobres, muy pobres.”

Manny Pacquiao ha ganado tanto, que ciertos se preguntan qué podría haber perdido.

Pacquiao, desarrolló su fuerza golpeando un árbol de plátano en el patio en frente de su hogar. Pese a ser enérgico, era apacible y reservado. Uno de sus únicos amigos era un perro callejero, al que adoptó.

Manny no olvida aquella noche, cuando su padre retornó a casa borracho. Los 2 discutieron, y el padre enfurecido mató a su perro; y peor todavía, Pacquiao observó impotente mientras que su padre se comía a su mascota.

“Mató a mi cánino. Él tomó el cachorro que hallé y lo mató. Para un chico, eso era imperdonable: robaba algo que amaba, que es considerablemente más horrible que hurtar dinero.

“Manny escapó de su casa una vez que su padre se comió a su perro”, afirmó Freddie Roach, adiestrador de Pacquiao.

Los acontecimientos hicieron que Pacquiao escapara a Manila, una metrópolis escandalosa y la meca del boxeo. Fue allá que se probaría a sí mismo como un atleta, ya antes de trasladarse a USA donde efectuó grandes riñas que le hicieron ganar títulos y mucho dinero.

Pacquiao llegó a Manila todavía más pobre de lo que había estado en Kibawe. Vivía en la calle, afirmó su adiestrador, compró rosquillas en una tienda y después las vendía a un centavo más para poder subsistir. Dormía en una caja de cartón. Luchó con todo esto, se volvió profesional a los catorce años de edad y se fijó la meta de ser el hombre que es hoy.

 

“Mi padre fue una parte de mis primeros años cuando estaba boxeando en el parque en General Beatos, y verdaderamente gozó mis primeros años viéndome medrar y viendo lo competitivo que era. Mas proseguía teniendo rencor contra él por matar a mi canino y por desamparar a la familia”.

Esa amargura llevó a Pacquiao a un récord prácticamente perfecto en USA, con una sola pérdida entre dos mil uno y dos mil nueve, por fin de cuentas Pacquiao por último hizo la paz con su padre.

“Lo vi cuando llegó a USA para la riña de Miguel Cotto; cuando vi a mi padre por vez primera en prácticamente 2 décadas, ya no sentía ira ni rencor, lo excusé de inmediato”.

Pacquiao empezó a llevar una vida espiritual y fue el instante en que puso su pasado doloroso detrás de él. Más la riña de dos mil nueve  en la que ganó su séptimo torneo mundial, fue asimismo su punto culminante. Desde el momento en que su ira desapareció, la carrera de Pacquiao ha ido en caída. En dos mil doce perdió enfrentamientos sucesivos contra Timothy Bradley y Juan Manuel Márquez.

“Lo único que perdimos en el boxeo es el instinto asesino. Él ya no tiene eso que alguna vez tuvo”.

Pacquiao cotiza en la bolsa de valores y juega al baloncesto profesional toda vez que le llega su impulso por hacer otro deporte. ¡Él es puro poder! Aparte de derruir a sus contrincantes con su gran fuerza y agilidad, asimismo tiene talento para cantar: y lo prueba en el próximo video:

Compartir

Comentarios