Tres Amigos se van de épica parranda ¡y terminan en las costas de Siria!

Curiosidades 152 Visitas

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria. Después de una intensa noche de borrachera con tus amigos, los lugares en los que más anhelas estar son: tu cama o bien en cualquier sitio que venda bebidas refrescantes y comestibles.

Por otro lado, los lugares en los que por ningún motivo quisieses estar en un día de resaca monumental son: tu trabajo o bien en Siria

¿Siria? Sí. Suena absurdo, mas ahí es precisamente donde 3 jóvenes de Essex acabaron tras su borrachera en Ayia Napa, cerca de Chipre.

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria

Alex McCormick y sus 2 amigos, James Wallman y Lewis Ellis, trabajan a lo largo de esta temporada en un centro vacacional en Ayia Napa.

No obstante, estos 3 tuvieron un día de reposo, con lo que decidieron abordar un navío para poder ver delfines y practicar buceo -pese a tener una resaca del diablo, por la borrachera que se pusieron la noche precedente-. Mas cuando llegaron al puerto se dieron cuenta que habían dejado sus billetes en el departamento en el que viven.

Debido a que aún tenían demasiado alcohol de la noche precedente y “en general, por ser estúpidos”, decidieron continuar su camino en otro navío, por el hecho de que “parecía una gran idea en ese momento”. Mas no fue una gran idea. Fue una idea horrible y catastrófica…

Alex, que trabaja como agente inmobiliario cuando está en su casa, dijo:

“Estábamos tratando de charlar con los chicos de este navío, mas solo había una persona que podía charlar un tanto de inglés, y trataba de traducirnos. Les afirmamos que conocíamos al dueño del navío y que nos había dicho que podíamos abordar, con lo que tras un rato de discusión, nos dejaron subir. Mas cuando empezó a moverse, pensamos ‘¿ahora qué?’”.

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria

“Muy pronto, Chipre era solo un pequeño punto, con lo que entramos en pavor, y tratando de explicarle a estos chicos que estábamos en el navío equivocado y que debíamos regresar. Ellos estaban muy agitados y nos chillaban cosas, y nos había servido de traductor se quedó en el puerto, con lo que ni tan siquiera estaba en el navío, con lo que no había ninguna posibilidad de saber qué coño pasaba.

“Dos de nosotros debíamos trabajar de noche, con lo que tratábamos de llamar a nuestros jefes a fin de que nos sacaran de este lío, mas absolutamente nadie tenía señal y teníamos quince euros entre todos”.

Tras numerosas llamadas erradas, Alex apunta que decidieron “aceptar nuestro destino”, y tras un viaje de 9 horas, por último vieron tierra firme nuevamente.

“Terminamos en un maldito sitio llamado Tartus o bien algo de esta forma (una urbe en la costa mediterránea de Siria), y, literalmente, no tenía idea de dónde era ese maldito sitio. Aceptamos que podría haber sido Turquía, o bien Grecia, o bien cualquier sitio.

“Era otro puerto, mas mucho mayor que del que partimos en Chipre, y había un montón gente de la marina rusa”.

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria

“Cansado, con resaca, la historia más extraña de vida”, afirmó este joven mediante Snapchat.

Los muchachos debieron continuar en el navío por un rato, y después fueron recogidos velozmente por la policía militar rusa, que los llevó a su base y los interrogó sobre lo que hacían. Las cosas daba la sensación de que no lucían bien, no obstante, la policía halló su absurda historia hilarante y uno de ellos les tomó una fotografía para su Snapchat.

Alex añadió:

“Nos explicó todo en detalle, y el oficial estaba muy entretenido, y nos tomó una fotografía en su teléfono, y nos afirmó que habría un navío de regreso al día después, a la primera hora.

“Así que nos quedamos allá en la base naval, donde fuimos atendidos por ciertos rusos hasta nuestro traslado de regreso.

“Pudimos conectarnos con Wi-Fi, nos dieron buena comida y dimos una vuelta en torno a la urbe, y mi amigo adquirió unas lentes de sol como recuerdo. Eso fue, literalmente”.

Alex asimismo decidió llamar a su madre y le hizo saber lo que había sucedido y (muy comprensiva) lloró y le chilló por teléfono…

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria

Otro Snapchat: “Terminando en Siria #LaNocheenNapaSalióMal”.

“Nos retornamos a Napa a las doscientos treinta pm y no hemos dejado de llamar la atención. Literalmente, todos y cada uno de los trabajadores hablan sobre esto”, no obstante, Alex acepta su noche en Napa no salió bien, y que esto ha sido demasiado para él, con lo que ahora solo desea regresar a casa.

Dijo: “Quiero ir a casa ahora, he tenido suficiente”…

No obstante, al final resultó que nada de esto fue cierto… todo fue una parte de una gracieta de estos tres tipos, que ya la venían pensando desde hace tiempo…

Se emborrachan en Chipre y se embarcan, sin saber, a Siria

Al final le preguntan: “¿Entonces no se subieron a un bote equivocado?, a lo que Lewis responde: “Naaa solo lo subimos por diversión”.

Vaya, vaya… esperemos no les suceda lo que a Pedro y el Lobo…

Compartir

Comentarios