#LadySuegra: le pidió a la novia de su hijo que se lo echara… “por el bien de la relación”

Curiosidades 861 Visitas

Se equivoca de número y genera una charla épica en WhatsApp. Cuando uno considera que las historias que brotan en la red no pueden sorprendernos más, llegan casos como el de “Rosy” y su suegra, quien por medio de Whatsapp procura persuadir a la primera de que perdone a su hijo que le fue infiel y la “alienta” a que tenga relaciones con él, como una forma de “salvar su relación”.

Hasta ahí todo va bien; el inconveniente es que esta suegra, a quien vamos a conocer como doña Chayo, preocupada por el bienestar de su retoño, ¡se confundió de número!, y realmente no hablaba con su nuera, sino más bien con un tipo llamado Edher Ávila, quien trató de hacerle comprender que se había equivocado de número, mas, al no conseguirlo, acabó por continuar la charla… ¡y después la propagó en la red de redes! Lógicamente, empezó a viralizarse inmediatamente. Veamos de qué manera comenzó todo esto, que pasó en Zacatecas, México.

1. Rosy, deja atrás los celos

Pese a la aclaración, semeja que la suegra estaba tan concentrada en su objetivo de persuadirla, que no se dio cuenta que no hablaba con Rosy…

2. Por favor solucionen sus problemas

Excepto que Doña Chayo no comprende que se confundió, semeja que hasta acá va todo bien. Aun, le da la razón a “Rosy” por lo sucedido con su hijo, “Édgar”.

3. Él tiene sus amiguitas, pero no lo dejes

Mas entonces nos comenzamos a enterar que su hijito tiene “amiguitas”; mas no hay que preocuparse, recomienda, puesto que de este modo son los hombres… ya para este momento, apreciamos que Edher comenzó a interesarse un tanto y a jugar…

4. Sabes cómo contentarlo… existen hoteles

Como madre responsable, comparte con su nuera “el secreto” para sostener “estable” su relación, e inclusive le da opciones: “existen hoteles”…

5. Usen condón… solo no le digas que no eres virgen

Evidentemente, debe recomendarle sobre la protección y algo fundamental: “Solo no le afirmes que eres virgen”. En este punto, probablemente Edher ya se estaba retorciendo de la risa y la curiosidad…

6. Compra ropa bonita y deja que fluya

Y evidentemente, comenzó a meterse un tanto más en la historia, y claro, a tomar parte por Rosy, que ya quedó claro, menos para la suegra, que no es él…

7. Todos los hombres necesitan eso

Según lo que parece, no solo no comprende que está equivocada en el número, sino más bien en las cosas que afirma, puesto que prosigue y prosigue tratando de persuadirla de que su hijo es un inocente que solamente precisa es tener relaciones íntimas.

8. La casa Jerez está sola… háganlo ahí

Nos enteramos asimismo, que el buen Édgar es bastante aventado en estas cuestiones, y claro, con el apoyo de doña Chayo, quien les pone su casa en Jerez, a fin de que vayan y arreglen sus diferencias (ya sabemos de qué manera, conforme esta mujer).

9. Recuerda comprar lencería bonita

¿Qué madre no haría todo por su chiquitín? Como ser intercesor a fin de que la madre de su novia admita que tenga relaciones íntimas y, lógicamente, ¡compartir sus conocimientos sobre esta materia, aconsejándole lo que debe emplear en ese excelente encuentro!

10. ¿De qué chiquito hablas?

Acá podemos ver que en esta sacrificada madre subyace una gran ingenuidad, lo que nutre el entretenimiento para Edher…

11. En él está bien, pero en una mujer se ve mal

Semeja que doña Chayo está agobiada, y es que, ¿de qué forma posiblemente “Rosy” no comprenda que solo debe irse a Jerez con Édgar y pasar un buen rato de pasión? Tan simple que es todo…

12. ¿Cómo que apretadas..? Si eres mujer

Estas son unas lecciones indelebles para la vida: si eres mujer, no te pueden tocar mujeres apretadas; y más: tampoco cuenta que afirmes que eres vato (hombre). Y algo esencial: si la infidelidad se da en un sitio obscuro y absolutamente nadie ve, no cuenta.

13. Imagina que tú fueras hombre

La desesperación se comienza a apoderar de Edher, tanto que hasta comienza descubrir datos de su vida, con tal de hacer a comprender a esta mujer, ¡que no es Rosy!

14. No tienes el cuerpo para exigir… él es fitness

Como la “ternura” y los “sabios consejos” no funcionaron, la estrategia de doña Chayo es ahora hacer entrar a Rosy en conciencia, por medio de una sutil violencia: hablando mal de su cuerpo y de lo “fitness” que es su angelito…

15. Aparte estás estudiando algo tontísimo

Y no solo el cuerpo, sino la vocación y resolución de Rosy están mal. Esta clase de “errores” solo se puede abonar al buen Édgar con una noche de desenfreno… Muchos de van a estar pensando por qué razón no tienen una madre como doña Chayo…

16. No pongas a tu hermano a hablar

Como una medida agobiada, Edher le manda mensajes de voz a quien cree es su suegra, ¡donde además de esto aparece su fotografía! Mas esta madre, llena de amor por su hijo, ¡piensa que Rosy puso a su hermano a grabar esos mensajes!

17. A un hombre no se le descuida tanto

Ahora viene la etapa de inculpar a Rosy, por “descuidar” a su hijito, y la amenaza: “te vas a arrepentir de dejarlo”.

18. Perdón, pero no opines de relaciones que no son tuyas

Después de mucho sacrificio, semeja que doña Chayo, al fin comprende que no hablaba con Rosy, y el final de esta charla, caray, ¡es épico! ¡Al final, Edher acabó siendo el metiche!

Compartir

Comentarios